El técnico de Memphis, sobre Ginóbili: “Estoy cansado de él, que se vuelva a Argentina”

Emanuel Ginóbili está al borde de los 40 años (los cumple el 28 de julio), pero su imagen en la NBA no se debilita. Con menos minutos pero con una presencia arrolladora, Manu se destaca en cada duelo y tantos sus compañeros como sus rivales lo reconocen. Justamente, el técnico de Memphis, David Fizdale, bromeó tras el quinto partido de la serie de playoffs que domina San Antonio 3-2 y deseó que el bahiense se retire y vuelva a su país. “Estoy cansado de él. Puede volver a la Argentina, también. Ni lo quiero ver del otro lado de la línea, me ha herido tantas veces…”, dijo quien es el coach de los Grizzlies desde el año pasado.David Fizdale discute con el árbitro mientras Manu mira la escena. (AFP) “Pero es un fantástico profesional. Realmente tengo mucho respecto por todos estos tipos. Nos hemos destrozado el corazón tantas veces en este negocio que solo puedo tener un profundo respeto por ellos. Manu es uno de ellos, también Tony y el resto de los que batallaron por títulos. Esa clase de tipos no se dan por vencidos. Ahora debemos prepararnos y re enfocarnos. Lo bueno de esto es que tenemos un vestuario lleno de jugadores que quieren regresar aquí para el juego 7. Porque obviamente el sexto juego es nuestro”, remarcó, con optimismo, Fizdale en la conferencia de prensa en el AT&T Center. La serie volverá a Memphis este jueves y si la definición se estira el duelo final será el sábado en Texas. Cargando video… En los vestuarios, y tras las declaraciones de Fizdale, los periodistas buscaron a Manu, quien provocó risas con su asombro. “¿Cansado de mí? Yo lo estuve ayudando. Debería estar cansado de Kawhi (Leonard)”, respondió el bahiense, destacando a su compañero de equipo, que anoche convirtió 28 puntos y en esta serie promedia 31,6 por partido (había marcado 32, 37, 18 y 43 entre los juegos 1, 2, 3 y 4, respectivamente). “Pero sí nos estuvimos viendo demasiado. Ya van cinco juegos y estamos cansados de nosotros mismos. Sabemos que hay que seguir intentando. Estemos 20 puntos arriba o 20 abajo, hay que seguir. Ellos juegan de forma fantástica y debemos luchar duro”, siguió el argentino. Con 15 en la NBA (debutó en la temporada 2002-2003), Ginóbili sabe mejor que nadie que debió adaptar su juego para sobrevivir en la liga más importante del mundo. “Lo que analizo, cada vez que me preguntan sobre esto, es que muchos tipos de mi edad están sufriendo; tienen problemas en la espalda, problemas en la rodilla. Yo no tengo ninguno de ellos y soy muy afortunado por eso. No estoy jugando con dolor. Estoy lento, no puedo ir y volver, se pierde mucha explosividad. Eso es normal. Pero soy muy afortunado de no sentir dolor. Esa es una de las cosas que alargó mi carrera. Porque si se lucha todos los días, entonces es cuando dices ‘es suficiente, listo, ¿por qué seguiría haciendo esto?’ Pero desde que estoy lento pero estable y sin dolor, me siento bien”, remarcó.Por su parte, el australiano Patty Mills destacó que su compañero recargó a los Spurs con su “grandpa juice”, lo que se conoce en Estados Unidos como una bebida alcohólica compuesta por varios restos de otras bebidas que toman los viejos cuando ya no hay nada más. “El lo trajo y nosotros lo seguimos. Es inspirador. No deberíamos esperar a que él lo haga para empezar a jugar con eficacia y energía. Pero realmente es inspirador cuando lo ves manejando la pelota, poniendo su cuerpo en la línea, con su fuerte drible y sus movimientos sin pelota. Nos mantiene a todos enchufados. No deberíamos necesitarlo, pero él es un grandísimo jugador, un terrible competidor. Su energía contagia y nos alimentamos de ella”, explicó el australiano.Anoche, llegando desde el banco, Ginóbili anotó 10 puntos (no había convertido en los cuatro juegos anteriores de esta postemporada), bajó un rebote, entregó tres asistencias y registró la misma cantidad de robos. De esta manera evitó superar su peor sequía, que ocurrió en la 2002/03. Mirá también Ginóbili rompió el maleficio y los Spurs dejaron en jaque a Memphis

Fuente