Condenaron al “Loco de Caballito” a prisión perpetua por el crimen de su ex pareja

Alejandro Bajeneta asesinó a su ex novia, Gabriela Alejandra Parra, en la tarde del sábado 2 de mayo de 2015. Lo hizo luego de asestarle ocho puñaladas con una navaja de la cuál se desprendía una cinta blanca que decía: “Con todo mi amor, para Gaby”. Ocurrió en el barrio de Caballito, en la confitería “Plaza del Carmen” ubicada en la esquina de Rivadavia y La Plata, y frente a un centenar de personas.Este jueves 4 de mayo de 2017, dos años y dos días después del brutal asesinato, Bajeneta, taxista de 54 años, fue condenado a prisión perpetua por el Tribunal Oral en lo Criminal N°4. Había sido acusado por la fiscalía por el delito de “homicidio agravado por el vínculo”. Además, fue acusado por actuar con alevosía y por haber mediado violencia de género en el hecho.Los jueces Julio César Báez, Ivana Verónica Bloch y Adolfo Calvete fueron los que decidieron la pena máxima para el taxista que se encuentra detenido en el penal de Ezeiza.La Justicia determinó que la conducta del asesino fue planeada con anticipación. De esa forma, dejó sin efecto el argumento de la defensa, que consideró que Bajenera padecía un desequilibrio mental y que no sabía lo que había hecho en el momento en que asesino a Gabriela.El acusado aseguró que no se acordaba nada de lo que había sucedido esa tarde en el bar de Caballito y que el motivo por el que estaba preso se lo había contado su abogada. Su accionar quedó grabado por las cámaras de seguridad de la Confitería.El homicida esperó el momento en que Gabriela se levantó de la mesa y se dio vuelta para ponerse el abrigo. En ese instante la apuñaló. El grito de la mujer llamó la atención de los presentes y el tumulto generado por los testigos, alertó a un amigo de la mujer que la había acompañado a la cita y que estaba esperándola afuera. Cuando entró al bar para ver qué pasaba, se encontró con su amiga tirada en el piso.Según consta en el expediente, Gabriela había ido a esa cita para pedirle a su ex que la deje de acosar y perseguir. Fue la última vez que se vieron. Bajenera la asesinó cuanto faltaban algunos minutos para las seis de la tarde.

Fuente