Cuáles son los 17 países donde la Argentina busca expandir su mercado

El gobierno está dispuesto a romper con el diseño tradicional de la política comercial exterior y para esto ya se puso en marcha una estrategia concreta en este año: desplegar los productos argentinos y conquistar nuevos mercados en 17 países que escapan al circuito comercial de siempre.El viaje del presidente Mauricio Macri a Estados Unidos, China y Japón se ajusta a los mercados tradicionales. Pero en paralelo, la Argentina buscará en lo inmediato colocar sus productos del agro y la industria en países de África, el sudeste asiático y Medio Oriente.Según un informe que obtuvo Infobae del Ministerio de Agricultura y de la Cancillería, la Argentina empezó a enviar misiones de empresarios y funcionarios del área de comercio exterior a los siguientes nuevos mercados por expandirse: Argelia, Egipto, Nigeria, Sudáfrica, Mozambique, Botswana, Emiratos Árabes, Qatar, Arabia Saudita, Mongolia, Indonesia, Filipinas, Corea del Sur, Vietnam, Georgia, Pakistán y Turkmenistán.Tanto la Cancillería como el Ministerio de Agricultura y la Agencia de Inversiones están desplegando una ambiciosa estrategia para aterrizar en nuevos mercados que antes no estaban siquiera en la mira del comercio argentino pero que aparecen como potenciales compradores de productos.”Hay mercados potenciales que escapan al circuito tradicional y que están muy interesados en los productos argentinos de materias primas y también de productos con valor agregado”, reveló la secretaria de Mercados Agroindustriales del Ministerio de Agricultura, Marisa Bircher. El plan de desarrollo que se puso en marcha desde esta oficina apunta a potenciar los mercados de carnes, trigo, soja, frutas frescas, maíz, vinos, legumbres y aceites por África, Asia y Medio Oriente.En un informe de comercio mundial sobre productos agroindustriales que elaboró la Secretaría de Mercados Agroindustriales se destaca, por ejemplo, que para este año habrá una proyección de incremento del 4% de las exportaciones de cítricos en mercados tradicionales y nuevos destinos por unas 15.000 toneladas. Así, en lugares como Filipinas, Vietnam o Indonesia se proyectan exportaciones de cítricos por más del 8% hasta el año 2019. También se proyecta la expansión del comercio de trigo y el maíz en destinos como Argelia, Vietnam, Indonesia, Egipto, Malasia y Marruecos.En el caso de los países africanos, la Argentina buscará potenciar el comercio de bovinos para engorde, embriones bovinos, lana sucia, reproductores carpinos y ovinos. En el sudeste asiático se tratará de aumentar los niveles de comercio en carne carpina, gelatina bovina comestible, harina de carne y hueso, equinos en pie, embutidos frescos, productos curados, secos o cocidos, abejas reinas y uvas, entre otros productos.Recientemente la Secretaría de Mercados Agroindustriales desplegó en Argelia una misión comercial que recibió buenas proyecciones para el comercio de jugos, tomates, cereale y trigo. Algo similar ocurre con Egipto que comparará soja, trigo, maíz y frutas frescas de Argentina.Por otra parte, desde la Cancillería el secretario de Relaciones Exteriores Gustavo Zlauvinen acaba de finalizar una gira por Georgia, Mongolia y Turkmenistán donde se llevó la grata sorpresa de un marcado interés empresarial por el mercado de productos argentinos.Por ejemplo, en Georgia, las autoridades comerciales de ese país avanzaron en la posibilidad de cerrar acuerdos comerciales para la compra de carnes, vinos, cereales y productos farmacéuticos de la Argentina. Algo similar ocurrió en Turkmenistán, donde su único recurso local es el gas. Allí se espera con mucha expectativa todo tipo de alimentos provenientes de Buenos Aires. Y en Mongolia el embajador Zlauvinen avanzó en potenciales acuerdos comerciales para que la industria farmacéutica argentina venda allí vacunas contra la aftosa. Ocurre que en este lejano país situado al norte de China la carne vacuna hoy está acechada por la aftosa y los productores tienen necesidad de comprar vacunas a precios más accesibles que el mercado norteamericano o europeo.El presidente Macri está convencido, y así se lo traslada permanentemente a sus funcionarios, de que la única posibilidad de crecimiento es ampliar la oferta de productos argentinos. La gira que comienza el Presidente esta semana por China y Japón es una muestra de esta estrategia: en una escala previa a ese viaje Macri aterrizará en Dubai donde le espera una breve pero abultada agenda con el príncipe hererdero de los Emiratos Árabes Unidos, el Sheikh Ahmed Bin Zayed al Nahyan. Allí se buscará potenciar acuerdos de inversión de los árabes en la Argentina y también la colocación de productos alimenticios de nuestro país en Dubai como una muestra más de que los mercados no tradicionales son una meta que se quiere instalar en este gobierno.

Fuente