Antes de ir a la guerra se tomaron una foto y 51 años después la repitieron

Era una increíble tarde de playa en mayo de 1966. El sol pegando a pleno y el mar estaba a unos pasos. Cuatro veinteañeros estaban pasando un fin de semana en el sur de Florida. Sabían que podía ser sus últimos días de vida. En unas horas partirían al frente para llegar a Vietnam. La guerra que Estados Unidos creó y perdió.Los cuatro muchachos decidieron sacarse una foto. Que trasuntara alegría. Para poder dársela a familiares, novias y amigos. Y que ellos creyeran que todo estaba bien, que el mundo seguía siendo el mismo. Una tabla de surf completó la escenografía. La muerte propia y ajena parecía lejana.Los cuatro en la playa de Florida, Estados Unidos. Era mayo de 1966.De aquella foto pasaron 51 años. La guerra no se los llevó. Y decidieron juntarse para repetir la misma foto. Entre Bobby Falk, Dennis Puleo, Thomas Hanks y Bob DeVenezia, suman 278 años. El tiempo pasó. Pero no lo parece.Los amigos estuvieron en el mismo pelotón en tierra asiática. Uno de ellos, DeVenezia, contó: “Estábamos todos en el mismo barco. En el mismo pelotón. Y sabíamos que íbamos a ser carne de cañón. Sin embargo sobrevivimos”.Los cuatro volvieron del frente. Se salvaron. Pero hay heridas que no se ven y que no cicatrizan. Los cuatro amigos, al volver, se separaron para no volver a verse. Como si fuera un pacto nunca firmado.Secretos incontables, verdades que destruyen, muertes que lastiman, visiones que se quieren olvidar para siempre. Uno se transformó en bancario; otro en agente de seguridad; un tercero se dedicó a la construcción, y el cuarto abrió una pequeña empresa. El tiempo pasó. Sanador. Esa enorme caja de Pandora donde uno encuentra los amigos perdidos, los amores del alma y los enemigos más odiados, aquellos a quien uno desea reencontrar y aquellos a los que no se quiere ver más en la vida, los hizo reencontrarse. Facebook todo lo puede.Decidieron volver a repetir la foto. Les costó encontrar atuendos parecidos a los originales. No les costó abrazarse. Se sacaron una réplica de aquella imagen. En el mismo lugar.De izquierda a derecha: Bobby Falk (71), Dennis Puleo (69), Thomas Hanks (69) y Bob DeVenezia (69).Tras la foto partieron. Intercambiaron números de celular. Fue un gesto de cortesía. Cada uno quiso repetir la foto para saber que realmente habían vuelto vivos de aquella guerra.Uno presupone que no volverán a encontrarse. Que la reunión sirvió para decirse algunas cosas que guardaban dentro desde hacía 51 años. Allí están los cuatro abuelos. La guerra los unió. Y los desunió. Para siempre. La foto del reencuentro los muestra iguales. La foto no puede mostrar sus almas. Esas almas que no son iguales. Las de 51 años atrás quedaron en Vietnam.

Fuente