Macri y Pereyra, a solas en Olivos: “El convenio de Vaca Muerta se cumple normalmente”, le dijo el gremialista

El presidente Mauricio Macri se reunió en Olivos a solas con el senador y gremialista petrolero Guillermo Pereyra. El mandatario quería confirmar la implementación del Convenio Colectivo de Trabajo en el sindicato del petróleo, que fue modificado a principios de año. Con este nuevo acuerdo, se pretende dar un marco de tranquilidad a los capitales extranjeros interesados en desembarcar en Vaca Muerta.“Tuvimos una linda charla, muy distendida y en la que tratamos todos los temas vinculados a la energía y el convenio de los trabajadores. Se están viniendo las energías renovables y nosotros todavía tenemos mucho que explotar en materia de no convencionales”, le dijo a Clarín Pereyra a la salida del encuentro. “Al Presidente lo que más le preocupaba era el cumplimiento del acuerdo. Le expliqué que se está cumpliendo normalmente, que vamos progresando porque no se puede implementar de un día para el otro, pero ya estamos en un 80% y sin conflictos”, señaló.“El Presidente tenía alguna duda porque hay una senadora de mi provincia (Lucila Crexell, quien acompañó a Pereyra en la interna del partido neuquino MPN para senadores en 2013) que estuvo en Estados Unidos y le dijo a los empresarios que aquí teníamos conflictos cuando eso no es verdad. Crexell debería volar menos, porque vuela mucho, y bajar a Neuquén de vez en cuando para ver la realidad de su provincia”, aseveró.“Le dije al Presidente que no tenemos conflictos. El bloqueo de Rincón de los Sauces, no fue un problema nuestro, es un muerto que le tiraron a nuestro gremio, son desocupados y nosotros en el gremio ya acordamos con toda nuestra gente”, argumentó.Macri adelantó a Pereyra que el 2018 será el año del despegue del yacimiento no convencional en Neuquén con la llegada de fuertes inversiones. Y una de las condiciones claves que habrían puesto las empresas que quieren apostar a Vaca Muerta es que se cumpla a rajatabla el nuevo convenio, en el cual el sindicato se compromete a no afectar los tiempos de producción.Para esto, los trabajadores aceptaron cláusulas de austeridad y disciplina laboral. Entre ellas, fijaron la eliminación de las “horas taxis” (tiempo de trasladado), “Horas viento” (suspensión de trabajos durante los temporales), los turnos de fin de semana con remuneración duplicada, y sumaron las actividades nocturnas (para que no haya espacios en blanco en la faena), y otros. Desde ahora los trabajadores asegurarán con sus conductas la productividad de los yacimientos. Esto se traduce en la reducción obligada de licencias por cuestiones personales o de salud (que obliga a la contratación de personal temporario) y, muy importante, se establece un periodo de paz sindical durante el cual el gremio no alentará los cortes de rutas o bloqueos en los yacimientos y refinerías.Hasta último momento se especuló con que de la reunión también participaría Marcelo Rucci, hombre de peso en el gremio e intendente de Rincón de los Sauces. Rucci fue el protagonista de los piquetes que bloquearon la ruta en las afueras de esta localidad en la última semana de abril y que estuvo a punto de provocar un desabastecimiento de combustible en el País. YPF hizo graves denuncias en contra del dirigente -incluso lo acusó de amenazar con un arma a sus empleados- y aseguró que el bloqueo le había costado cerca de US$ 3 millones.Finalmente, Rucci fue convocado para un encuentro con el ministro de Energía Juan José Aranguren que se desarrollaría momentos después de que Pereyra pasara por Olivos. Estaría presentes directivos de Panamerican, Total e YPF. El motivo: garantizar el acuerdo de partes y la seguridad en Vaca Muerta.

Fuente