La industria aérea y los crecientes desafíos de seguridad

Durante su conferencia anual, la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) alertó sobre la amenaza de medidas proteccionistas y de los creciente desafíos de seguridad en la industria aérea.Su director general y consejero delegado, Alexandre de Juniac, resaltó que la industria muestra resultados sólidos en seguridad, sostenibilidad y rentabilidad y que espera superar este año por primera vez la barrera de 4.000 millones de pasajeros.Se espera que la industria supere este año los 4.000 millones de pasajeros.La IATA espera un incremento del 7,4 % de la demanda de pasajeros, 2,3 puntos por encima de la previsión anterior para este año, y que la carga total transportada alcance 58,2 millones de toneladas, 2,5 millones más de lo anticipado antes y 3,9 millones más que en 2016. Seguí leyendo Cuando los animales ayudan a viajeros ansiosos y con miedo El veto a aparatos electrónicos en aviones será el tema “caliente” de una cumbre en México Barcelona, campo de batalla para los vuelos low cost de larga distancia Mirá también Se espera un importante crecimiento de vuelos de bajo costo en LatinoaméricaSin embargo, llama a guarda cautela porque el beneficio neto de 7,69 dólares por pasajeros (6,8 euros) -por debajo de los 9,13 dólares en 2016 y los 10,08 en 2015, debido al aumento de los costes de combustible, mano de obra y mantenimiento- no proporciona un colchón suficiente ante las sacudidas económicas.Además, la rentabilidad no se distribuye por igual en todas las regiones y la mitad de los beneficios de la industria se está generando en Norteamérica, mientras que Asia, América Latina y Europa registran ganancias sostenibles, pero sólo justas, y África y Oriente Medio están luchando.A ello se suman grandes desafíos a los que se enfrenta el sector relativos a los desafíos de seguridad, la necesidad de infraestructuras y de una regulación inteligente.Por ello, la IATA pide a los gobiernos que mejoren su colaboración con la industria para abordar los desafíos de seguridad y encontrar alternativas a la prohibición de grandes dispositivos electrónicos portátiles (PED) en la cabina por parte de los Estados Unidos y el Reino Unido en algunos vuelos desde Oriente Medio y Norte de África.El director general y consejero delegado de la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA), Alexandre de Juniac, habla durante la apertura de la 73 asamblea de la IATA. EFE/ Alonso CupulDe Juniac recordó que ambos países implantaron la medida en poco tiempo, sorprendiendo a todos y sin haberla consultados con la industria, por lo que fue un gran desafío para las compañías aéreas cumplir con la normativa y una gran molestia para los clientes. El alcance actual de la prohibición se estima en una pérdida de productividad de 180 millones de dólares, cifra que podría aumentar hasta 1.200 millones, si la media se extiende a los vuelos de Europa a Estados Unidos. Y reconoció que los gobiernos tienen los recursos y la información y establecen las reglas, pero las aerolíneas tienen experiencia operativa vital.La prohibición de ciertos dispositivos electrónicos en algunos vuelos se tomó repentinamente y resultó un gran desafío para la industria poder cumplir con la normativa y manejar el malestar de los pasajeros.La seguridad es en última instancia una responsabilidad del gobierno, pero las aerolíneas también tienen un gran interés en el asunto, y “la seguridad de nuestros pasajeros y tripulantes es nuestra máxima prioridad”, subrayó De Juniac.En el corto plazo, se podría hacer una investigación más intensa en la puerta de embarque y, en el medio plazo, la solución sería una tecnología de detección de explosivos más rápida y más avanzada. Mirá también Sin papel y sin celular: se vienen los embarques en el avión con medidas biométricas y huellas dactilaresEn cuanto a la falta de capacidad de las infraestructuras, se explicó que, en muchas partes del mundo, apenas se puede hacer frente a la demanda actual y los planes de desarrollo no son lo suficientemente ambiciosos para dar cabida a los 7.200 millones de pasajeros que la IATA espera en 20 años. Los cuellos de botella y las deficiencias en los servicios aeroportuarios y de navegación aérea existen en todos los rincones de la tierra.EFE

Fuente