Guirao Díaz-Paladini: conocé la historia de amor de la pareja del momento

Una de las mujeres más imponentes de la Argentina. Su belleza, entre exótica e inocente, destaca. Rocío Guirao Díaz, modelo, actriz, y sobre todo mamá, recibió a Infobae para una charla informal, en la que repasó su vida familiar y la nueva fama que ahora “disfruta” su marido, el empresario Nicolás Paladini.Este año se produjo su regreso a la pantalla chica, esperadísismo, luego de tres años de ausencia en los medios, pero no lo hizo sola. A su lado se encuentra Nicolás, con quien además de formar una hermosa familia -poseen tres hijos: Aitana, Indio y Roma- también conformó una de las parejas de baile más populares en Showmatch, el programa de Marcelo Tinelli.Embed code:-Se te ve espléndida, ¿cómo hacés para tener esta figura con un bebé de 10 meses?-Un bebe de 10 meses y ¡otros dos! Yo creo que la gran ayuda es que mis otros hijos me tienen a las corridas: los busco por el colegio, los llevo a muchas actividades y no me puedo dar el lujo de sentarme y ponerme a comer largo y tendido, entonces mis comidas son re sanas y re express. Como recontra sano y ahora le sumo que estoy ensayando un montón. Bailando un montón, son 3 horas por día, que es ¡casi inhumano! Es mucha, mucha actividad ser parte del Bailando.-O sea que son tres horas extras que tenés junto a tu marido…-Claro, en realidad antes no las tenía, porque él llegaba de trabajar tipo 19-20, y era tener todo listo para la cena, compartir un momento en familia, y yo tempranito los despachaba a dormir; así que ahora es como volver a encontrarnos en un espacio que estamos solos, que nunca sucede porque siempre están los chicos dando vueltas y está bueno. Está bueno volver a encontrarnos después de 10 años.-Y ahora Nicolás se transformó en una especie de sex symbol, ¿qué dice él de todo lo que está pasando?-Tuve que hacer una sección porque era un caso aparte esto, ¡no lo podía creer! Me dice ‘Mirá los mensajes que me empiezan a llegar’ y yo digo esto hay que publicarlo. No podemos estar riéndonos vos y yo solo de esto, ¡esto hay que hacerlo público!-¿Qué fue lo más “picante” que le mandaron?-Una mandó una foto entangada de atrás que arrancaba diciendo “Rompeme toda”. Imaginate cómo termina haciendo referencia al embutido. No tienen ningún tipo de problema las mujeres, sin filtro. Y uno dice, yo también podría recibir esos mensajes sin embargo son todos un amor. Evidentemente mi imagen ha cambiado a lo largo de los años y la gente se enterneció con mi maternidad porque es tipo “que buena mama que sos” , “me encantaría compartir la vida al lado tuyo”. A mí me llegan mensajes súper dulces y a él guarangadas. Pero nada, nos lo tomamos con humor.-El es bastante ajeno a todo lo que es el mundo del espectáculo.-Sí, no conoce a nadie, no ve tele, vemos series. Entonces como mucho te puede conocer a Moria, a Tinelli y no lo saques de ahí. Así que el día que hicimos las fotos para el “Bailando” éramos 200 mil figuras y él no conocía a nadie. Me encanta porque él estaba en su burbuja de tranquilidad, cero nerviosismo, porque al no saber con todos los que te vas a cruzar es como que no te generan ningún tipo de nervios. Estaba ahí relajado, tranquilo.-¿Cómo se conocieron hace 10 años?-Por Facebook. Somos muy millennials. Yo estaba en una etapa de soltería medio… casi de casting y aceptaba mucha gente, que miraba la foto. Y él tenía una foto así todo en cuero, tallado a mano, muy, muy fachero en una isla de Rosario y lo miré y dije ‘lo acepto, está lindo’, aceptémoslo y empezamos a chatear por privado.-¿No conocías a nadie que lo conozca?-No, porque él es de Rosario, yo no iba a Rosario más que por algún desfile o laburo y bueno empezamos a chatear. Él averiguó un desfile que yo tenía en Villa María a los dos, tres meses, y con anticipación se sacó la primera fila. Como buen ingeniero todo es una estrategia. Yo llegué a Córdoba a desfilar y estaba ahí. Lo miré y pensé ‘¿qué onda este pibe que se vino hasta acá?’-¿No te dio un poco de miedo?-No, me gustó. Así de entrada estaba muy bien Paladini, casi no tenía canas, ¡¡¡estaba hecho un bombonazo!!! Y salí de ese desfile y me mandó un mensajito por privado en el que me invitaba a cenar. Y la verdad que me encantaba, pero era media regalada. Entonces le dije ‘bueno, pero voy con mi mamá’. ‘Bueno -me dijo- vamos con mamá’. Así que nuestra primera cita fue un triángulo. Yo no podía bajar sola, era como un papelón, era demasiado. Así que bajé con mamá, él se me sentó al lado en la cena y mamá estaba en frente y no me dirigió la mirada en toda la cena. Apuntó a mi vieja todos los cañones y se la compró.-¿Qué dijo tu mamá después de esa cena?-Lo primero que me dijo fue: “No le digas a tu papá porque parecemos dos gatos regalados, esto es un papelón Rocío si tu papá se entera”. Y después de eso me dijo: “Me encantó, que divino que es, que amoroso que es, viste como me hablaba” y resultó ser Él.– ¿Cómo es estar con una mujer como vos? Una mujer imponente, que seguramente despierta un montón de cosas en los tipo, ¿es un hombre celoso?-No, lo justo y necesario. No con mi vestimenta, ni con mi imagen, ni con mis poses, ni con mi baile, con eso no tiene historia porque sabe que es mi trabajo.-¿No hay nada que lo saque?-Mmm… yo nunca hice ficción pero ponele besos y eso no me dejaría hacer. No le gustaría.– Y si viene Adrián Suar y te dice: “Rocio tengo la tira para vos”.-No, no. Aunque sea protagonista Adrián, te lo digo de antemano: No-Pero, ¿por Paladini o porque a vos no te gusta?-No, no me gustaría que se sienta mal con algo así; no me gustaría generarle eso.-Y si es a la inversa, viene Suar y dice: “Paladini tengo la tira para vos con Natalia Oreiro”.-¡Nooo! ¡Tampoco! Cuando hay algo no te dejan… es como que te habilita a que el otro tampoco lo haga. No, no, innecesario, esas escenas de sexo caliente, yo no sé cómo aguantan.-¿Cómo te llevás con esto que da el “Bailando”? La popularidad inmediata más allá de que una sea conocida.-Es muy loco, te conoce todo el mundo, vas a comprar una revista y te conocen, te tomás un taxi y te conocen. Es un cambio. Si bien yo ya hice el “Bailando” un montón de veces. Estuve 5 años viviendo en Rosario y ahora que la gente me volvió a ver es tipo ‘Ahh, volviste a trabajar’, eso me dicen. Está bueno, es re cálido. Lo que genera este programa es que llegás a todos los públicos, que por ahí con las revistas es como una cosa más limitada. Me encanta.-Sos modelo, has conducido, estuviste en teatro, ¿qué te queda pendiente descartando las tiras porque no queremos lío con Paladini?-No queremos lío y aparte son un montón de horas de trabajo y de grabaciones y yo la verdad es que le dedico mucho tiempo a mis hijos. Yo hay un momento del día donde corto, y quiero estar con ellos y dedicarme, apagar el telefonito y dedicarme a ellos. Tres chicos te demandan un montón de tiempo y una bebé, ni te digo. Hay un momento en que me transformo en madre y no trabajo más. Por eso, una tira ni se me ocurriría.-¿Y alguna otra cosa que te tengas pendiente?-Por ahí una participación en cine, que cine no hice, hice teatro pero cine, no. Es una asignatura pendiente…-¿Cómo te llevás con la maternidad, con los más grandes?-Me encanta la maternidad, como que ya ni me imagino sin ellos. Ni me acuerdo con que incentivo me levantaba antes de tenerlos. Es mi mejor rol, lejos. Me considero una gran madre, soy muy dedicada.-¿Te dan ganas de otro más?-No, ya está. Con esta me di el gustito después de 6 años. Volver a ser mamá es como volver a arrancar, yo quería darme este gusto porque al tener a los dos primeros tan seguiditos. Se llevan 1 año, ¡eran 2 bebés! Y ahora me estoy dando todos los gustos, me agarro más grande, más madura, ya no tengo los temores que tenía con los primeros.LEA MÁSLos secretos de la recuperación exprés de Rocío Guirao Díaz tras dar a luzJulieta Pink, la locutora que no quiso ser famosa y sueña con mujeres poderosasAraceli González: “Aprendí a ser amada y me gustaría dedicarme a la espiritualidad”La modelo Paula Colombini presenta a la nueva “lolita” argentina: su hija Matilde, de 16 añosLucía Celasco, la heredera más cool de Argentina: “En la moda no existen las prendas prohibidas”Adriana Brodsky: “Olmedo marcaba sus enseñanzas con sus actitudes y no con sus palabras”

Fuente