De Nueva Pompeya a Flores para detener a un chico que manejaba un auto robado

Lo descubrieron por la patente, que tenía pedido de captura: el Peugeot 2008 gris que manejaba había sido robado apenas unas horas antes. La Policía lo quiso detener pero se escapó y, en su fuga, chocó en Flores. Lo detuvieron: era un adolescente y estaba armado.Todo comenzó en Nueva Pompeya, cuando dos oficiales de la División Motorizada de la Dirección de Seguridad Urbana observaron en la esquina de las avenidas Sáenz y Rabanal un Peugeot 2008 gris que les llamó la atención, según fuentes policiales. Cargando video… Cuando chequearon la patente del coche, descubrieron que había sido reportado como robado el viernes por seis delincuentes armados en Barracas, en jurisdicción de la Comisaría 26 de la Policía de la Ciudad. Fue entonces que intentaron frenar la marcha del auto.Pero el conductor desoyó la voz de alto de los policías y se dio a la fuga por la avenida Sáenz. Entonces, se inició una persecución por más de 40 cuadras por las avenidas Caseros y Carabobo.Persiguen y detienen a un chico armado que manejaba un auto robado.Al llegar al cruce de avenida Carabobo y Balbastro, en el límite de los barrios de Flores y Parque Chacabuco, el Peugeot 2008 chocó contra Volkswagen Bora en el que viajaba una familia, quienes resultaron ilesos.Tras el impacto, del auto robado bajó un adolescente que quiso escapar corriendo pero fue reducido a los pocos metros por los policías. “Al ser requisado, le encontraron un revolver calibre .32 largo con la numeración limada”, informaron las fuentes.Persiguen y detienen a un chico armado que manejaba un auto robado.El menor detenido fue trasladado a la Comisaría 38 y puesto a disposición del Juzgado de Menores Nº 1, a cargo de Juan Manuel Videl Mauris, por atentado y resistencia a la autoridad, averiguación de robo, encubrimiento y portación ilegítima de arma de fuego.

Fuente