Padre e hijo quieren saber de qué se trata

Padre e hijo, socios, colegas, amigos. La relación de Alfredo (62) y Diego Leuco (27) abarca varias definiciones. La dupla suma un espacio televisivo más con Los Leuco. Esperando las elecciones que irá, desde hoy, todos los domingos a las 20 por TN. Serán 12 programas especiales antes de las elecciones de octubre.-¿Qué diferencia hay entre este ciclo y el que conducen habitualmente los martes por TN? (N.d R: Los Leuco).Alfredo: El nuevo tiene secciones diferentes. Una es la columna de los columnistas, donde analizo todos los editoriales del domingo, junto a un invitado. Otra, que hace Diego, donde repasa los temas de la Justicia de la semana, con el juego de las caras; un quién es quién para bajarlo más a la tierra. También habrá una con las noticias más bizarras de la semana (como lo que pasó estos días en el Congreso con lo de Julio De Vido), en tono de análisis crítico. Y varias más, con invitados polémicos, además de los candidatos. Esta noche estarán María Eugenia Vidal, Jorge Fernández Díaz y Federico Andahazi.-¿Cómo arman la dinámica de cada programa? ¿Se ponen de acuerdo enseguida o discuten mucho?Diego: Tenemos estilos muy distintos. El es de preparar mucho todo, de preproducir, y yo me siento más cómodo improvisando en el aire. A sí me organizo mejor. Y por ahí vienen las discusiones: él cree que yo estoy paveando y yo creo que él exagera. Pero son diferencias de formas. En las cuestiones de fondo estamos de acuerdo.Alfredo: Compartimos y defendemos valores como la democracia, la división de poderes, los derechos humanos, la justicia social. Mi psicoanalista dice que tiene razón Diego, que yo soy obsesivo, adicto al trabajo y a veces me paso de rosca.Diego: Hay algo generacional en esas diferencias, pero también de personalidad. Yo también soy adicto al laburo pero me pasa por lugares diferentes. Mi viejo es así en todo, no sólo en el trabajo. Si nos juntamos a comer y quiere hablar conmigo de algo, lo trae anotado para no olvidarse. Imaginate.Alfredo: Es cierto. El se divierte más; yo lo padezco más, lo sufro. Por eso me hace feliz que él lo tome así, que disfrute mientras trabaja.-A veces las relaciones más cercanas son las más conflictivas. ¿Nunca tienen una diferencia?Diego: Nos resulta muy fácil laburar juntos. En la calle nos pasa mucho sentir la identificación padre e hijo.Alfredo: Creo que uno de los secretos del éxito, es la empatía que se genera por la relación. Cuando Mauricio Macri aún no era Presidente, lo llamamos los dos de distintos programas y Diego le dijo: “Ud. sabrá a quién le quiere dar la entrevista”. Y Macri le dijo: “Disfrutá la relación que tenés con tu padre porque para mí fue muy dificil. Valorá eso”.-A la hora de votar, ¿también coinciden?Diego: No nos preguntamos a quién vota cada uno. Pero en general votamos lo mismo. Creo que cortamos boleta de manera distinta. Pero no lo hablamos nunca ni fue algo deliberado. Se dio así.Alfredo: Yo estoy tranquilo de que él va a votar en favor de la libertad, algo que es esencial para la vida social, pero sobre todo para nuestra labor como periodistas. La noticia no es el principal insumo del periodismo, pero la libertad sí lo es. Después podés hacer buen o mal periodismo, pero sin libertad sólo se puede hacer propaganda que es otra cosa.Fuera del trabajo, ¿qué otros intereses comparten?Alfredo: El amor por Boca. Nos gusta ir juntos a la cancha…………………………………………………………………………………………………….Pasiones: las motos y el trabajoDiego Leuco se declara una apasionado por las motos. “Es algo que nació como una necesidad para poder llegar en media hora desde Radio Mitre a El Trece. Ahí descubrí un mundo apasionante. Ser motociclista es una forma de vida que compartís con mucha gente distinta”, De una scooter pasó a una Harley Davidson. “Es una pasión que también me trae algunos problemas familiares”, admite.Por ejemplo, el temor de su padre. “Diego es muy prudente, pero igual me da un poco de temor el tema de la moto”, dice Alfredo. “Lo que sí celebro es que él haya encontrado una pasión fuera del trabajo, algo que yo no tengo. Disfruto de otras cosas, claro, pero mi pasión es mi trabajo”.

Fuente