Instalan en Madrid una mano inflable que muestra la cultura gay

Marco Canevacci es el artista que mejor maneja la arquitectura efímera, esa que nace con una fecha de vencimiento y que es creada para cumplir una misión y olvidarla para siempre.Dactiloscopia Rosa. Una enorme mano habitable construida con una burbuja plástica dentro de la Nave 11 del Centro Internacional de Artes Vivas de El Matadero de Madrid. Estuvo abierta hasta el mes pasado.Sin embargo, sus obras quedan para siempre en la memoria de todo el que las experimenta. Hace dos meses, en Madrid presentó Dactiloscopia Rosa una enorme mano habitable construida con una burbuja plástica dentro de la Nave 11 del Centro Internacional de Artes Vivas de El Matadero de Madrid.Video-arte. Al final de cada dedo había una pantalla donde se proyectaban obras de video sobre temas sexuales y de la cultura gay.La instalación representa una gigantesca mano de látex que los visitantes podían entrar para ver una exposición de la historia del fanzine queer en España. Al final de cada dedo había una pantalla donde se proyectaban obras de video-arte sobre temas sexuales y de la cultura gay. Tanto la exposición como las proyecciones fueron seleccionadas por el Centro de Arte Avantgarde Museo La Neomudéjar.Inflado. La “Mano” fue construida con lonas de látex que forman una burbuja sostenida por la presión del aire.Canevacci dirige Plastique Fantastique es una empresa radicada en Alemania que produce espacios con burbujas de látex infladas con aire. El grupo se hizo famoso por sus gigantescas esculturas inflables emplazados en paisajes urbanos y bosques.Marco Canevacci. El creador de la Mano dirige Plastique Fantastique, una empresa radicada en Alemania que produce espacios con burbujas de látex infladas con aire.Estas estructuras transparentes, livianas y móviles se relacionan con la idea de activar, crear y compartir el espacio público e involucrar a los ciudadanos en los procesos creativos. Son, en muchos sentidos, las arquitecturas más simples, una piel que separa, pero también se conecta. El resultado es una instalación que da vida nueva a la ciudad y hace visible lo invisible.

Fuente