Corea del Norte: Kim Jong Un demora el ataque a Guam a la espera del próximo paso de Donald Trump

Tal como habían avisado, la cúpula militar de Corea del Norte trazó los últimos detalles del plan para atacar Guam y se los entregó a Kim Jong Un para que este dé la orden final. Pero el líder norcoreano decidió poner en el freezer por ahora el plan de lanzar hasta cuatro misiles contra la estratégica isla norteamericana en el Pacífico hasta ver cuál será el próximo paso de los Estados Unidos.La decisión rebajó hoy la tensión con Estados Unidos después de semanas de una peligrosa escalada verbal entre Washington y Pyongyang. Mirá también Corea del Norte muestra las imágenes del plan de ataque a Guam Mirá también Estados Unidos y Corea del Norte negocian en secreto y desde hace mesesSegún informó la agencia estatal norcoreana KCNA, Kim debatió los planes con su cúpula militar y decidió suspenderlos. Kim analizará ahora “durante un tiempo más largo” el comportamiento de Estados Unidos a la espera de su reacción.El líder norcoreano, Kim Jong-Un, se distanció este martes del plan para lanzar misiles cerca de la isla de Guam, una base aérea y naval estadounidense, pero advirtió que “es necesario que Estados Unidos tome la opción correcta”. AFP”Los Estados Unidos deberían en primer lugar tomar la decisión correcta y probar mediante su comportamiento que rebajan las tensiones y que quieren evitar un conflicto militar peligroso en la península coreana”, afirmó Kim, citado por la agencia. Mirá también Guam, la pequeña joya en el Pacífico en la mira de Corea del Norte Mirá también Corea del Norte ultima sus planes para atacar Guam este mesSi Washington continúa sin embargo con “sus acciones extremadamente peligrosas y sin contemplaciones en la península coreana”, se tomará de inmediato una “importante” decisión, añadió.Las palabras atribuidas a Kim parecen apuntar a los ejercicios militares que las tropas surcoreanas y estadounidenses tienen previsto iniciar el próximo lunes y que podrían volver a avivar la tensión regional.El régimen de los Kim considera una provocación estas maniobras, una simulación computarizada a gran escala que involucra a decenas de miles de efectivos y que según los aliados tiene naturaleza defensiva y solo pretende ensayar respuestas a una hipotética invasión norcoreana del Sur.Los expertos consideraron que las declaraciones de Kim son por otra parte un intento por rebajar el enfrentamiento, que había escalado a niveles muy peligrosos en los últimos días.”Kim Jong Un baja la tensión y es una llamada a la parte estadounidense para que también baje la tensión”, señaló John Delury, historiador y experto en Corea del Norte de la Universidad de Yonsei en Seúl. Seúl: evitar la guerra a toda costaEn Seúl, el presidente surcoreano, Moon Jae-in, también quiso apaciguar hoy los ánimos y aseguró que su gobierno “evitará una guerra a toda costa”.”Debemos resolver pacíficamente el problema nuclear norcoreano sin importar los baches que haya”, afirmó Moon en un discurso pronunciado con motivo del día de la independencia nacional en el que se conmemora el final del dominio colonial japonés sobre la península de Corea, que duró de 1910 a 1945.Por su parte, Donald Trump y el primer ministro nipón, Shinzo Abe, mantuvieron una conversación telefónica en la que se mostraron de acuerdo en la importancia de colaborar con la comunidad internacional para evitar que Corea del Norte bombardee Guam.Fuente: agencias

Fuente