Estaba prófugo por matar a su ex y lo delató su familia

A Pablo Damián Romero (32) lo delató su familia. Pasó más de 24 horas prófugo después de engañar a su ex pareja, Maira Sánchez, para llevarla a la casa donde la mataron. Es el principal acusado por el femicidio de la joven de 19 años y hoy quedó a disposición de la fiscalía, pero se negó a declarar.Romero tenía antecedentes por robo y había estado preso hasta hacía algunos meses. Se movía entre varios domicilios, uno en Billinghurst (San Martín) y otro en el barrio Las Tunas, en Pacheco.Se estaba quedando en esa casa de Tigre cuando lo encontró la Policía el sábado a la noche, 24 horas después del crimen de Maira Sánchez. Mirá también La falsa entrevista laboral y un crimen brutal en un templo umbanda“Fue detenido en el cruce de las calles Beauchef y Sarratea, en la puerta de la casa en la que se estaba escondiendo. La familia denunció que se encontraba allí y por eso personal del destacamento de Pacheco lo detectó. No se esperaba que lo encontraran ahí, pero no se resistió”, explicaron fuentes policiales a Clarín.Pablo Damián Romero (32), ex novio de Mayra Sánchez, la joven que fue encontrada el sábado pasado asesinada a golpes y de una puñalada en el cuello dentro de un templo umbanda de Billinghurst.A Romero lo acusan de homicidio agravado por alevosía, por la relación de pareja que había mantenido con Maira, y por femicidio. Este lunes se negó a declarar en la UFI N° 7 de San Martín, a cargo de Fabio Cardigonde.Maira tenía 19 años y dos hijos: una nena de dos y un bebé de uno, ninguno fruto de su relación con Romero. Convivió con Pablo algunos meses y hace dos logró escapar de la casa que compartían gracias a la ayuda de sus abuelos y sus hermanas. Desde entonces él no paró de perseguirla. La esperaba en la esquina, la amenazaba por teléfono y le exigía que volviera. Ella se negaba, pero no se atrevía a denunciarlo.La abuela y las dos hermanas de Maira Sánchez (19), asesinada en un templo umbanda de San Martín. Foto Mario SayesEl viernes a la tarde, Pablo la llevó engañada a la casa de Miguel Angel Núñez (56), un pai umbanda del templo que frecuentaba. Le dijo que la llevaría a una entrevista para trabajar en una cocina de Belgrano.Maira llegó a la casa de Pringles al 3900 con Iara, su hija mayor, y Pablo. “El pai declaró este lunes y dijo que le prestó la casa a Romero por $ 200. Que vio que ingresaron los tres al patio. Que no le llamó la atención que sólo salieran Pablo y la beba. Y que se enteró que el cuerpo de Maira estaba en el fondo al mismo tiempo que la Policía”, explicaron fuentes del caso.La joven fue hallada muerta el sábado a la mañana al costado de un árbol, con un fuerte golpe en la cara y una puñalada en el cuello, del lado izquierdo. Los investigadores creen que Romero no actuó solo y acusan por homicidio también a Núñez.

Fuente