Quieren abrir una oficina en Aeroparque para que la gente pida taxis con tarifas prefijadas

El sistema ya funciona en el aeropuerto de Ezeiza desde hace años: hay ventanillas donde los pasajeros pueden contratar un taxi o un remise a una tarifa prefijada, que abonan ahí mismo. De esta forma, el chofer se limita a llevarlos al lugar indicado y no hay sorpresas con el importe final. Ahora, la Secretaría de Transporte de la Ciudad estudia instalar una oficina para que los usuarios del Aeroparque Jorge Newbery puedan hacer lo mismo.¿Cuál es la ventaja? El pasajero se siente más tranquilo, porque sabe exactamente cuál es el precio del viaje y éste no queda a discreción de un chofer o de un reloj que, según temen muchos, podría estar adulterado.En Aeroparque, sería una alternativa y los viajes se podrían pagar de antemano o, si el pasajero lo prefiere, al llegar a destino. Pero siempre va a conocer la tarifa exacta que deberá abonar. De esta manera, se complementarían las medidas de seguridad recién instaladas para combatir a la mafia de los taxis y permitir que cualquier taxista pueda ingresar a buscar pasajeros.Hasta ahora, los recién llegados al aeropuerto tenían resquemor de tomar a un taxi en la fila “oficial”. Algunos arreglaban con algún taxista conocido para que los espere afuera, para no tener problemas con los choferes del elenco estable de la parada. O llamaban a un Uber. De hecho, el éxito de la aplicación, más allá de su ilegalidad en la Ciudad, se debió a que la gente se siente más segura sabiendo quién la va a buscar y en qué auto y, exactamente, qué tarifa debe pagar.Como alternativa legal está BA Taxi, la aplicación que el Gobierno porteño lanzó en abril y que ya fue descargada por 90.826 pasajeros y 15.951 taxistas. Ahora, como parte del plan para mejorar el servicio de taxis en el Aeroparque, se colocó un punto de espera especialmente destinado para aquellas personas que pidan uno mediante esta aplicación.

Fuente