Los puentes de Pichetto en Río Negro

 Mientras a nivel nacional Miguel Ángel Pichetto logra sumar apoyos de los gobernadores peronistas para seguir al frente del bloque del FpV-PJ, aún cuando ingrese Cristina Kirchner al Senado, en su pago chico no la tiene tan fácil para tener un puente con su partido.Tras el triunfo de María Emilia Soria como candidata a diputada nacional (la que votó por el desafuero de Julio De Vido), Pichetto se comunicó con el intendente de General Roca en Río Negro. Además de felicitarlo, de alguna manera, empezó un acercamiento que, sin embargo, es mirado con recelo del otro lado.Aunque su padre Carlos Soria acordó con Pichetto para ser candidato a gobernador, el joven intendente tiene una lista de temas que los distancian. Primero él tiene aspiraciones de ser gobernador y no olvida el apoyo del senador al gobernador Alberto Weretilneck que podía llegar hasta habilitar una reforma constitucional con re-reelección incluida. En la cuestión De Vido, tienen argumentos inversos: Soria apoyó el desafuero y Pichetto cree que eso implica violar el principio de inocencia hasta que haya una condena. El roquense, presidente del PJ provincial, prefiere mantenerse más distante respecto al gobierno nacional. El último tema son las declaraciones a favor de la instalación de la planta nuclear en la provincia, una razón por la que el partido de Weretilneck perdió.En resumen, dicen que el llamado, al menos del lado de los herederos de Soria, no los acercó.

Fuente