Un malbec biodinámico

Un vino biodinámico debe poseer y transmitir, a quien lo consume, la energía vital de la uva, de la planta y del suelo de origen. Esa fuerza no debe perderse durante la elaboración. Sabor y aromas deben remitir al lugar de origen y ser amistosos con la comida. Suelo, agua, medio ambiente, herramientas de producción y técnicas de elaboración deben ser “limpias”.Un Malbec biodinámico de bodega Chakana. El Chacana Nuna Estate Malbec 2016, Agrelo, Mendoza, se hace con estos criterios. El resultado es un malbec que transformó parte de su potencia en refinada elegancia. Sus aromas remiten a la fruta roja madura que comparte lugar con estelas florales. Estructura firme, acidez vigorosa y taninos educados completan la ecuación. Precio, $ 220.

Fuente