Una deuda impaga, la razón del crimen que desató la causa contra Los Monos

El asesinato fue feroz, pero preciso: un sicario ejecutó a Martín “Fantasma” Paz desde una moto sin lastimar a la mujer ni al pequeño hijo de la víctima, de dos años. Los tres iban en una flamante cupé BMW blanca. La tarde del 8 de septiembre de 2012 quedaría como un mojón en la historia criminal de Rosario porque esa ejecución mafiosa se constituyó en el inicio de la causa contra Los Monos. Mirá también El duro alegato de uno de los líderes de “Los Monos” contra el ex gobernador de Santa FeEn la escena, minutos después, apareció Claudio “Pájaro” Cantero, líder del clan narcocriminal a quien ocho meses después también asesinarían. Su presencia tenía una razón formal, pedestre: “Fantasma” era su cuñado, ya que Cantero estaba en pareja con la hermana de la víctima.Pero su curiosidad, de acuerdo a una investigación que aún no pudo dar con los culpables, tenía otros motivos: Paz trabajaba para Los Monos, intentó independizarse en el negocio con plata del grupo y no se lo perdonaron. Ayer, en el inicio de la segunda semana del juicio contra la banda, comenzaron a revelarse detalles de esa muerte, central para el expediente.El ex jefe de la División Judiciales, el mismo cuerpo de la Policía santafesina que investigó a Los Monos y al que los miembros del grupo acusan de montar una causa por la que pidieron a cambio de no entregar a la Justicia un millón de pesos, conjeturó que el crimen de Paz fue producto de una “deuda impaga”. Mirá también Un ministro santafesino alertó sobre el poder de Los Monos y los comparó con Pablo Escobar“La hipótesis es que Martín Paz fue ejecutado con características de sicariato por una deuda impaga”, planteó el comisario Cristian Romero. El policía Pablo Orellano, el primero en llegar al lugar del homicidio por trabajar en la comisaría de la zona, explicó que la escena era la habitual en un “ajuste de cuentas”.También testimoniaron los peritos, quienes trabajaron sobre los tres teléfonos secuestrados -uno de ellos muestra un impacto de bala- a la víctima. Entre los contactos estaban quienes son señalados como principales líderes de Los Monos: Ariel “Guille” Cantero y Ramón “Monchi” Machuca.La jornada de ayer tuvo una ausencia significativa: aunque debía prestar testimonio la viuda de Paz, Brenda Veira, finalmente se ausentó alegando un problema psiquiátrico. Veira acompañaba a su pareja el día que lo ejecutaron y participó meses después de la reconstrucción del hecho. Mirá también Un jugador de fútbol y dos periodistas, a declarar en el juicio a “Los Monos”El apellido Paz tiene un peso central en la causa. No sólo por el crimen de “Fantasma”. Los integrantes de Los Monos insisten en marcar que Merdeces Paz, hermana de Martín y última pareja de “Pájaro”, debería estar en el banquillo de los acusados.Además ven en Luis Paz, padre de “Fantasma”, a uno de sus principales enemigos. Creen que estuvo detrás del crimen de “Pájaro” y cuestionan que haya viajado a Estados Unidos para ver peleas de boxeo con el juez Juan Carlos Vienna, el mismo que investigó y procesó a miembros del grupo. Dicen que esa relación desestima la credibilidad de lo actuado por el magistrado. Es uno de los temas que pondrán en disputa durante el juicio. Mirá también Tenso inicio del juicio a “Los Monos”: desnudos, quejas y pedido de condenasDistintos informes judiciales despiertan sospechas sobre las actividades de Paz, quien es promotor y manager de boxeo, pero que muchos señalan como posible operador narco. No hay, sin embargo, ningún procesamiento contra él. Se espera con expectativa que el jueves declare en la causa.

Fuente