Lo matan a tiros por la espalda cuando custodiaba una agencia de lotería

Marcelo Cardozo (40) tenía dos trabajos para mantener a su familia. Por la mañana era vigilador privado en una empresa de seguridad. A la tarde, de civil, custodiaba una agencia de lotería ubicada en Rafael Calzada (partido de Almirante Brown). Fue allí, justo cuando estaba por finalizar su extensa jornada laboral, que intentó cumplir con su tarea hasta las últimas consecuencias: quiso impedir un robo y lo mataron de dos balazos, el fin de semana de Navidad.La tragedia ocurrió el sábado, cerca de las 22, en una agencia de lotería. Hasta allí llegaron dos ladrones armados que amenazaron a Marcelo Cardozo –que no portaba armas ni estaba uniformado– y le robaron su billetera en la puerta del local. Luego entraron al comercio y exigieron la recaudación. En ese momento el custodio comenzó a forcejear con uno de los asaltantes, según informó la agencia Télam.Los ladrones lograron escapar, pero antes de salir del negocio le dispararon dos balazos por la espalda al vigilador, que quedó tirado en el piso del local.Un familiar de los dueños de la agencia, que en ese momento se encontraba en el lugar, trasladó a Marcelo en su auto hasta el hospital Arturo Oñativia de Rafael Calzada. Pero fue estéril: el hombre murió minutos después por las heridas, que le afectaron un pulmón y el bazo.“Estamos pidiendo testigos que puedan aportar datos para que detengan a los asesinos de mi hermano, que lo mataron sin ninguna necesidad”, afirmó Estefanía, la hermana de la víctima.La mujer contó que todavía no les habían entregado el cuerpo, que estaba a la espera de la autopsia en la morgue judicial de Lomas de Zamora.“En el medio de todo este drama para la familia encima nos dicen que como no está el documento, ya que le robaron la billetera, lo quieren dejar como un N.N. y no nos van a dejar enterrarlo”, dijo la hermana a Télam.El hombre asesinado vivía en Lanús, estaba casado y tenía una hija de 9 años y un hijo de 5 con autismo.“Marcelo trabajaba todo el día para pagar el tratamiento del nene. Quedamos todos destruidos por lo que le hicieron y todavía no sabemos bien qué pasó, nunca nos imaginamos esto”, agregó la hermana. El crimen es investigado por el fiscal Sergio Anauati, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 de Lomas de Zamora, y no hay nadie detenido.

Fuente