Cherutti debutó en Mar del Plata: “El público valora más a la persona que al artista”

A Miguel Angel Cherutti no le importa haber tenido una noche agitada por el estreno de su unipersonal “Cherutti & Company” en el que llenó la sala del Teatro Tronador Concert de Mar del Plata. Aun así, accede a dar la entrevista y hablar de su nueva apuesta y de las más de tres décadas de carrera en el mundo del espectáculo.De sus comienzos, recuerda el potrero de la esquina de su casa de Cañuelas y ese olor particular de la ciudad del interior que lo vio nacer. Cuando puede visita a sus familiares y realiza actos de beneficencia en los clubes de su barrio.En la charla con Clarín, y antes de ahondar en su carrera artística, menciona el momento en el que Gerardo Sofovich lo sumó a la Peluquería de Don Mateo. De golpe, pone la voz rasposa y lo imita: ´Bueno pibe, vamos a grabar ahora lo de la semana que viene´.Anoche, en el estreno de su obra, hizo un repaso por sus mejores imitaciones como Luis D´Elía, Sandro, Sergio Denis, Cacho Castaña y Montaner, entre otros. El humorista se metió entre el público y bromeó con personas de todas las edades.¿Cómo fue el debut de tu unipersonal?Hay que bancarlo a Eugenio Justiniano Artaza, él es muy político (bromea). Con Nito está todo más que bien, lo que pasa es que él se abocó a la campaña política y dejamos un impasse, pero se puede volver en cualquier momento. Mi idea era también descansar un poco y hacer algo más tranqui. Mirá lo que es el destino que siempre termino en Mar del Plata que es como mi casa porque nací artísticamente acá a finales de los ochenta. Lo que sucedió anoche es el recuerdo del cimiento que marqué en esa época, cuando vine por primera vez a Mar del Plata. Me pareció bien estar en un teatro como el Tronador Concert con una capacidad normal. Ahí me siento cómodo, como un pez en el agua porque hago lo que tengo ganas de hacer en la impronta del momento de la improvisación de elegir monólogo, el chiste justo, la imitación. El debut fue como estar en el living de mi casa y al público le encantó la cercanía que hubo conmigo, que yo me acercara y los saludara y que también los hiciera partícipe del espectáculo.¿El título del show, Cherutti & Company, es un poco por esta cercanía con el público de la que hablas?Sí, por la gente y porque estoy acompañado de muchos personajes. Cuando uno arranca con este trabajo, tiene un entrenamiento previo con el público. Me acuerdo que a finales de los ochenta, cuando venía a Mar del Plata, yo me subía al escenario en lugares que ya no existen más. Hacía esto que hago ahora pero con cero tecnología y transpiraba la camiseta desde otro lado. El entrenamiento con el público es maravilloso porque ellos me siguen a mí y me piden personajes todo el tiempo. Anoche me emocioné mal porque hasta el operador me hacía señas de que siguiera y ya no había nada para improvisar. Eso habla de que he hecho las cosas con profesionalismo.-¿Este show es un repaso de los mejores personajes de tu carrera?Sí, pero la semana que viene van a haber algunas sorpresas en el escenario que no voy a contar. Va a estar muy bueno porque son tres personajes semi caracterizados que siempre quise hacer. El show también tiene un homenaje a una consagrada que trabajó en el Concert cuando era el Teatro Ruggantino, que fue María Martha Serra Lima. La gente se emocionó porque el personaje lo hice con muchísimo respeto.-¿Qué es lo que más extrañas del Cherutti de antes, el que vivía en Cañuelas y hacía travesuras en la escuela?Uy, me muero! Extraño ver a mi mamá espiarme por el ventiluz de la cocina cuando yo ya jugaba en el patio interno de mi casa a hacer algún personaje con mi primer micrófono ficticio que fue un toc toc de música. Una vez hice una procesión en Cañuelas a las 7 de la mañana y el cura llamó a mi hermano para decirle ´Che, decile a tu hermano que se le fue un poco la mano´. Yo cantaba ´Oh María´ como un soprano e iba con 20 amigos míos por todo el pueblo. (se ríe)-¿Te expulsaron del colegio alguna vez?Varias y siempre el director me decía ´¿Qué estás haciendo acá? Vos tenés que estar arriba de un escenario´.-¿Cómo nació el amor por el humor porque no venís de familia de artistas?No, mi familia era de clase media y ninguno se dedicó al arte. Sí recuerdo que tenía una tía muy graciosa, pero la verdad que mi pasión surgió de una manera muy loca. Fue en el colegio, en el boliche y ahí arranqué.-Con tantos años en el ambiente artístico, ¿Cómo haces para no caer en el ego y mantener esa humildad?Conocí gente muy copada. Aprendí de los grandes como Sandro, un hombre con todas las letras. Minguito, recuerdo, recibía las cartas de sus fans e iba al teatro dos horas antes de su función para responderlas a mano una por una. Lo que aprendí en este ambiente fue muchísimo y eso hizo mucho a mi persona. A veces uno como artista se convierte en psicólogo. Te juro que anoche vi al público y me di cuenta cómo me miraban a los ojos. Creo que la gente te valora más como persona que como artista. Esa miraba de Doña Rosa diciéndome ´que buen tipo que sos´ y esa energía la percibí. Soy muy familiero, de estar con los míos, pero también trabajo mucho.-¿Cómo ves al país hoy?Lo veo con dificultades lógicas de cuando algo tiene que cambiar. Conozco a Mauricio Macri y estoy convencido que quiere hacer un cambio profundo con total honestidad. Sé que hay medidas que se toman que no son agradables pero el otro día con un amigo decíamos ´¿Y entonces cómo se soluciona esto?´. Hay cosas que duelen, que van al hueso, pero ojalá mis hijos el día de mañana puedan ver los resultados de todas las cosas que se están haciendo. Creo que hay cosas que se están encarando bien y otras no tanto. He recorrido bastante la provincia y lo de las obras es cierto. Y sé que la gobernadora le está dando mucho empuje.-Con las nuevas generaciones, ¿pensaste alguna vez en mutar el tipo de humor?Pareces mi mujer. Ella siempre me dice ´tenés que hacer un espectáculo que sea con comedia musical y humor, pero con un segmento para los más jóvenes. Vos estás como perdido, pero tenes que animarte´. La verdad respeto mucho a las nuevas generaciones y en mi espectáculo he sorprendido con muchos personajes jóvenes que nadie imaginaba que iban a estar. Creo que podría funcionar tranquilamente que haya incorporaciones más jóvenes al show para que se fusionen.

Fuente