¿El comienzo del fin del fotógrafo de moda Mario Testino?

Mientras Hollywood abandera Time’s Up, una inciativa de integrada por más de 300 celebridades con el fin de terminar con el acoso sexual e impulsar la igualdad de condiciones de trabajo en el sector femenino. Salta a la luz, dos fuertes denuncias en la industria fashion, dos de los fotográfos más prestigiosos fueron señalados por sus conductas inapropiadas en el ámbito laboral. Mario Testino y Bruce Weber, fueron señalados por al menos 15 modelos y asistentes por supuesta conducta deshoneta según el artículo de The New York Times, que fue encargada de reunir testimonios de los jóvenes que trabajaron con estos profesionales. En el relato se detallan incómodos episodios vividos.”Si querías trabajar con Mario, tenías que hacer una sesión desnudo en el (hotel) Chateau Marmont. (…) Todos los agentes sabían que esto era lo que había que hacer para tener éxito o avanzar en tu carrera”, dijo Jason Fedele, modelo de Gucci.Era un depredador sexual, dijo el modelo Ryan LockeLA CAÍDA DEL FOTOGRÁFO MÁS RECONOCIDO DE LA INDUSTRIA. Esta noticia sacudió el universo de la moda. El especialista de origen peruano con sede en Londres y Nueva York lleva cuatro décadas cautivando con sus imágenes. Testino es el responsable detrás de las portadas más icónicas de la revistas de lifestyle del mundo – Vanity Fair y autor de 70 tapas de Vogue encargado de retratar de una manera única a bellezas como Kate Moss, Nicole Kidman, Emma Watson  y creador del mítica serie de imágenes a Lady Di.Sus obras ilustraron el National Portrait Gallery de Londres en un exhibición únicaEl elegido de las casa reales para sus retratos oficiales al igual que  reconocido por sus memorables campañas publicitarias para marcas como Burberry, Gucci o Versace. Su último trabajo, reunió a dos tops, Kate Moss y Gigi para la boutique británica Stuart Weitzman.LA RESPUESTA DE TESTINO. Frente a la acusaciones salió a defenderse a través de su firma de abogados Lavely & Singer, que puso en tela de juicio la credibilidad de las partes acusadoras. “No pueden considerarse fuentes confiables”, dijeron los letrados a The New York Times.Mientras las denuncias no se aclaran, las marcas más importantes, las editoriales hasta la realeza lo vetaron.VOGUE LE CERRÓ LAS PUERTAS. Con sus imágenes logró encandilar a la misma Anna Wintour, la editora de Vogue USA, por lo que se convirtió en su preferido. Cosechando éxitos con sus insuperables tapas, se convirtió en uno de los fotógrafos más cotizados y comerciales del mundo.Frente al escándalo, Wintour determinó que no trabaje en ninguna de las publicaciones de Conde Nast hasta que se aclare lo ocurrido. “Como muchos otros, me he sorprendido por la valentía de aquellos que han contado historias de mala conducta sexual. El abuso de poder ha durado demasiado tiempo en muchos lugares, incluso en Washington, Hollywood, en medios de comunicación, en Silicon Valley y, por último pero no menos importante, en la moda, donde muchas mujeres y hombres jóvenes han hablado sobre la manipulación y coacción en sesiones fotográficas y en otros entornos de trabajo”, escribió Wintour.NO SERÁ ELEGIDO PARA LA BODA DE MEGHAN Y EL PRÍNCIPE HARRY. A lo largo de cuatro décadas radicado en Reino Unido inmortalizó momentos trascendentes de la corona británica. Cercano a la princesa Diana lo eligió ara que plasmara su amor de madre en una serie de fotografías junto a sus hijos tras la separación del príncipe Carlos. Eran las imágenes oficiales, en blanco y negro.Años más tarde el príncipe William posa junto a Kate Middleton en sus retrato de compromiso. En julio del año pasado, retrató a Camilla Parker Bowles por su onomástico número 70.A pesar de ser favorito de la realeza británica, no será parte del gran casamiento de los futuros Duques de Sussex el 19 de mayo, su nombre fue eliminado de la lista.BURBERRY. Una relación de más de un década donde la lente de Testino captó la belleza de musas como Cara Delevigne o sin embargo, el vocero de la firma britanica decidió suspender los servicios por tiempo indeterminado.”Nos tomamos las acusaciones de esta naturaleza con mucha seriedad. Burberry tiene un compromiso por un entorno seguro y justo de trabajo y tenemos una política de tolerancia cero cuando se trata de cualquier tipo de acoso, abuso o discriminación”, afirmó el representante de la marca británica.LEA MÁS:Harvey Weinstein: La caída del señor Hollywood

Fuente