Guerra narco en Rosario: matan a otro hermano del clan Funes

La feroz guerra narco entre dos familias de Rosario sumó una nueva víctima en la lista. Jonatan “Bam bam” Funes fue ejecutado a balazos cuando salía de visitar a uno de sus hermanos en la cárcel de Piñero.El crimen del joven, señalado como miembro de la banda liderada por sus hermanos, se produjo hoy en las inmediaciones del cruce entre las rutas AO12 y la 14. La víctima viajaba a bordo de un Audi negro y, de acuerdo a las primeras informaciones, estaba acompañado por su pareja, quien salió ilesa del ataque.Jonatan Funes, la nueva víctima de la guerra narco.El asesinato se registró horas después de otro crimen que tocó de cerca a la familia Funes: Jorge Selerpe (51), tío de la novia de uno de los hermanos de Jonatan, fue asesinado en su casa, en la zona sur de la ciudad santafesina.Aunque ambos episodios están en una etapa inicial de investigación, todas las miradas apuntan al otro clan que disputa el manejo del territorio narco: los Camino.Alan, hermano de Jonatan, fue detenido junto a su novia. (JUAN JOSE GARCIA)Esa familia es lidera por Alexis, hijo de un ex jefe de la barra brava de Newell’s, a quien los hermanos Funes señalan como responsable del crimen de su mamá. Ese homicidio, cometido en 2016, fue el inicio de una saga de venganzas cruzadas que tuvo su pico más alto en el inicio de 2018. Una visita de riesgoSegún informaron fuentes del caso, Jonatan Funes fue asesinado tras visitar en la cárcel a su hermano Alan, señalado como uno de los líderes del clan y acusado por homicidio.Jorgelina “La Chipi” Selerpe, novia de Alan, está acusada por un crimen. (JUAN JOSE GARCIA)El joven, de 19 años, cayó en un departamento usurpado. Lo buscaban desde el 1° de enero, cuando se filmó mientras festejaba Año Nuevo disparando con una ametralladora, violando las condiciones de la prisión domiciliaria. Su novia, conocida como “La Chipi”, también quedó detenida. Su tío, “El Negro” Selerpe, se sumó el sábado pasado a la lista de víctimas fatales. Lautaro, hermano de Alan, también está detenido, imputado por un homicidio y otros 14 delitos. En enero, tras el crimen de Ulises, otro de sus hermanos, “Lamparita” advirtió desde su celda: “Saben que tengo las ganas de salir a matar, que tengo más que antes. No saben que la guerra no terminó. La guerra va a terminar cuando los mate a todo hasta la generación más chica. O me matan a mí, va”. Mirá también Venganzas cruzadas detrás de un nuevo crimen narco en RosarioEsa amenaza se empezó a cumplir días después, cuando sicarios mataron desde una moto a Marcela Díaz, hermana de uno de los laderos de Alexis Camino.La respuesta, creen los investigadores, llegó hoy con el crimen de Jonatan, el último nombre de una lista que promete más víctimas. Mirá también La banda de Los Funes transmitía en vivo los tiroteos para que Alan los escuchara desde la cárcelHubo indicios de que la muerte de “Bam Bam” sería la próxima. El abogado de los Funes declaró hace pocos días que la casa de la suegra del joven había sido baleado y era custodiado por personal policial.

Fuente