A último momento, el Congreso de EE.UU. busca evitar un nuevo cierre del gobierno

Un día después de anunciar un acuerdo bipartidista, el Congreso estadounidense deberá votar hoy en las próximas horas una partida de fondos para evitar otro cierre parcial de gobierno de Donald Trump, una aprobación que se dificultó a último momento por las críticas de oficialistas y opositores.El pacto presupuestario anunciado ayer y su aumento del gasto en defensa y políticas sociales de casi 300.000 millones de dólares para los próximos dos años, no termina de convencer a algunos legisladores oficialistas, al mismo tiempo que la omisión de una reforma migratoria dejó descontentos a varios demócratas.Mientras que el ala más conservadora del Partido Republicano alertó hoy sobre el enorme crecimiento del gasto público, un grupo de demócratas más vinculado al reclamo migratorio rechazó el acuerdo y lo consideró insuficiente.Estos últimos recordaron que la legalización definitiva de miles de jóvenes inmigrantes indocumentados, conocidos como “soñadores”, había sido una de las condiciones que su partido puso para terminar con el primer cierre parcial de gobierno, hace tres semanas, y aprobar los fondos que vencen esta medianoche.La líder demócrata en la cámara baja, Nancy Pelosi, defendió esta posición -inclusive con un discurso récord de ocho horas seguidas ayer-, pero su colega en el Senado, Chuck Schumer, selló y celebró el pacto presupuestario bipartidista, al que calificó como lo “mejor” para la clase media y la economía.El pacto bipartidista imprimió de optimismo al oficialismo.”Creo que lo lograremos. Este es un proyecto de ley bipartidista. Necesitará apoyo bipartidista. Vamos a ofrecer nuestra parte de apoyo”, pronosticó el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Paul Ryan, esta mañana al iniciar una jornada de maratónicas negociaciones.De momento, el voto en la cámara alta está siendo retrasado por el senador republicano libertario Rand Paul, quien exige 15 minutos de debate y votar un límite al gasto público, una medida que ese mismo partido había impuesto al ex presidente Barack Obama hace sólo unos años, cuando era oposición.”Si quieren quedarse hasta las 3 de la mañana, estoy feliz de hacerlo”, dijo a la cadena Fox News, desafiante.Aún se desconoce si el Senado anexará hoy el acuerdo presupuestario para los próximos dos años a la partida de fondos parcial que ya tiene media sanción de la cámara baja.Cuanto más se acerque el vencimiento de la medianoche (2 de la mañana en Argentina), menos posibilidad tendrán de aprobar todo el paquete y devolverlo a la cámara baja para que lo revise y le dé la luz verde final a todos los cambios.Por eso, la opción “B” es que el Senado vote hoy sólo la ley de presupuesto parcial y así gane tiempo hasta el próximo 23 marzo, cuando vence la partida de fondos, para discutir los detalles del acuerdo, que garantizaría una estabilidad financiera al Estado norteamericano hasta septiembre de 2019.Pese a que el acuerdo presupuestario genera críticas entre parte del oficialismo y la oposición, el texto contiene concesiones para ambas partes.El paquete presupuestario supone un aumento del gasto en infraestructura, más fondos para hospital de veteranos de guerra, investigación científica, para contrarrestar la llamada crisis opiáceos y reforzar los presupuestos para enfrentar los huracanes y los incendios, dos tipos de desastres naturales muy comunes y devastadores en el país.Además, los demócratas se garantizaron cuatro años más de financiamiento de una de sus políticas sociales más defendidas, el Programa de Asistencia Médica Infantil.En total, el acuerdo aumentaría el gasto de defensa en 80.000 millones de dólares en este año fiscal y en 85.000 millones en el año fiscal 2019.El gasto no relacionado con la defensa, en tanto, se incrementaría en 63.000 millones este año y en 68.000 millones el próximo.Agencia Télam

Fuente