Argentino Ricardo Merlo: “La crisis consular italiana se resuelve con 97 millones de euros”

Perfilado como uno de los candidatos con mayor oportunidad en la disputa electoral para lograr una banca en el Senado italiano, Ricardo Merlo, actual diputado, se muestra seguro. “Estoy convencido de que vamos a ganar porque la gente está cansada de la política tradicional y a nosotros nos ven como algo nuevo, diferente”, dice. El 4 de marzo, en los largamente esperados comicios para renovar por completo el Parlamento de Italia, el Movimiento Asociativo Italianos en el Exterior (MAIE), de Merlo, espera obtener la mayoría de las cuatro bancas de diputados y dos senadores que se eligen en la sección electoral de América del Sur, donde sólo en Argentina hay unos 800.000 ciudadanos habilitados para votar. Su meta, afirma, es negociar un cargo dentro del nuevo gobierno desde el cuál manejar la deteriorada red consular en el exterior, para la cual reclama mayor presupuesto. “La crisis consular se resuelve con un presupuesto de 97 millones de euros”, sostiene con vehemencia.¿Cuál es la propuesta del MAIE? Mirá también Empiezan a votar más de 800 mil italianos residentes en ArgentinaNosotros vamos a pedir un espacio en el gobierno para que haya una garantía de que nuestro programa se cumpla. Es desastrosa la atención en los consulados, lamentable, no da más. Es una vergüenza que la séptima potencia económica del mundo tenga consulados en la situación en que los tiene Italia, y que sus autoridades estén tan mal remunerados. La gente no puede renovar un pasaporte. Eso se debe a los recortes de presupuesto, tanto de centroderecha como de centroizquierda.¿Cómo se soluciona?Nosotros sabemos como hacerlo. Hay que invertir 97 millones de euros. Es el 0,0019% del gasto público. O sea, nada. Con eso se resuelve el problema consultar italiano en el exterior. Parece una locura, pero es la salida.Cuando dice un cargo en el gobierno, ¿se refiere a un ministerio?Por supuesto. Nosotros aspiramos a estar en la estructura de Relaciones Exteriores, o con una secretaria de Estado, pero que tenga a cargo toda la reestructuración de la política exterior y el manejo consular italiano.¿Con qué partido se podría dar ese acuerdo?La situación en Italia es de tal confusión…está la derecha, la izquierda, lo que dicen en público y lo que dicen en privado. Realmente nosotros queremos ver qué pasa. La garantía del próximo gobierno va a ser el presidente de la República. Es el único que pude tratar de armar una mayoría. Y partidos que representan las minorías, con 4 o 5 diputados, van a ser necesarios para poder contar con esa mayoría. Por supuesto, nosotros aspiramos a tener allí un espacio y asegurarnos poder llevar adelante políticas destinadas a la gente que representamos.¿Pero entre los espacios de izquierda y derecha, con cuál se queda?No creo que la mayoría se arme con los extremos. Creo que se va a armar con los movimientos de centro. Por eso, no es una locura pensar en un acuerdo con dirigentes de centroderecha y centroizquierda después de la elección. Si no, no se va a poder gobernar. Nosotros no tenemos problemas en dialogar, por ejemplo, con el movimiento 5 Estrellas, pero resulta difícil porque son muy autistas. Lo que si dejo claro es que no me gustaría formar parte de un gobierno con extremos; ni de derecha ni de izquierda.¿Hubo un corrimiento del electorado hacia los sectores conservadores?Hay un crecimiento de la centroderecha que se viene dando hace años. Quizás porque los gobiernos de centroizquierda desilusionaron a la gente y ahora está muy dividida. Pero no diría que ese corrimiento es ideológico, sino que se da por cuestiones puntuales.¿La inmigración?Por ejemplo, es un tema que hay que resolver. También tenemos la crisis económica, viene hace 10 años, la desocupación en el sur. w

Fuente