Nuevas medidas judiciales contra el independentismo aumentan la parálisis institucional

Las medidas judiciales contra los separatistas continúan implacables tanto desde los diversos niveles de la justicia como por la férrea decisión del gobierno de Mariano Rajoy de no dar un paso atrás porque cuenta con mayoría absoluta apoyado por Ciudadanos (centro derecha) y los socialistas. Rajoy esta dispuesto a recurrir cuantas veces sea necesario para ilegalizar los esfuerzos, que continúan, por investir a Carles Puigdemont sin que este presente en la sesión de investidura. Para ello cuenta con la acción del Fiscal General del estado y la red de acusadores públicos que es vasta y, para este caso, muy enérgica.Mientras tanto, la investidura de un nuevo titular de la Generalitat en una votación parlamentaria, continúa paralizada por el conflicto entre los separatistas de Esquerra Republicana y Puigdemont. El Constitucional sentenció que Puigdemont no puede ser elegido si no acude al parlamento para lo cual, tiene que viajar a España, enviado a prisión y desde allí pedir permiso al juez instructor del Tribunal Supremo, Pablo Llarena para acudir a la investidura.Por esta situación, el presidente parlamentario catalán, Roger Torrent, aplazó la investidura y desde entonces Cataluña está en un limbo jurídico porque no corren los plazos establecidos para convocar nuevas elecciones.El ex presidente catalán, Carles Puigdemont. REUTERSEl ministro portavoz, Méndez de Vigo, declaró que “El gobierno no va a tener ninguna contemplación. ¿Qué es eso de tener un presidente que está a 1.500 kilómetros. Eso no es posible y el gobierno no lo consentirá. El Ejecutivo no tendrá ‘ninguna contemplación’”. Mirá también Para el establishment de Madrid habrá que negociar con CataluñaAñadió que se impedirá una reforma legal en Cataluña, a través de una manipulación del reglamento parlamentario para reformar la Ley de Presidencia de la Generalitat. “La presidencia simbólica no existe, carece de vía legal y puede estar planteándose para que Puigdemont tenga un sueldo”, señaló.El presidente del Parlament, Roger Torrent. EFE Mirá también Ante la caída de inversiones, empresarios catalanes exigen que se forme gobiernoAñadió el ministro portavoz que la pretensión de Juntos por Cataluña (Puigdemont) para reformar la Ley de la Presidencia “tiene muy poco recorrido porque es ilegal. Evidentemente la recurriríamos (ante el Constitucional) pero espero que no vaya a hacer falta”. Sobre el conflicto entre Puigdemont y Esquerra Catalana, señaló que ambos “difieren y mucho. Garantizó que la intervención de Rajoy en Cataluña, por aplicación del artículo 155 de la Constitución” se mantendrá hasta que haga falta”. Juntos por Cataluña registró hace dos días un proyecto de ley ante el parlamento catalán para posibilitar a Puigdemont, prófugo de la justicia en Bruselas, la reforma de la Ley de Presidencia para que se autorice su participación mediante una ceremonia telemática o delegando pronunciar el preceptivo discurso programa, en otro diputado. Pero Esquerra Republicana no firmó esta iniciativa.Rajoy declaró que el ejecutivo “está analizando recurrir (ante el Constitucional) si es necesario. Ante altos dirigentes de su partido que se reunieron ayer el presidente del gobierno acusó: “La parálisis ha sido provocada por el independentismo, que es incapaz de nombrar a un presidente que no esté huido de la justicia o investigado”.

Fuente