Anok Yai, la modelo egipcia que es favorita en Milán y París

Naomi Campbell, en la década del 90, fue la primera modelo de raza negra en irrumpir en las grandes ligas de la moda. De origen británico, un porte impactante y rasgos únicos, integró las pasarelas de los diseñadores más exclusivos y se convirtió en un ícono de estilo de esos años.Pero su aparición no llegó a quebrar los estándares, siempre rígidos, del circuito ni a avanzar con pasos firmes hacia la diversidad racial. Recién veinte años después y con algunas incorporaciones salteadas y sin demasiada repercusión, una nueva figura promete marcar otro hito.Anok fue descubierta por un fotógrafo en Washington. Mirá también Qué tienen en común Versace, Vogue y el VaticanoLa modelo en cuestión: Anok Yaik. Una joven de 20 años, de padres sudaneses, nacida en Egipto y criada en Estados Unidos, que fue descubierta por un fotógrafo por casualidad, a la salida de un recital en Washington.El subió su foto a su cuenta de Instagram. En muy pocos días fue convocada por Next, una de las agencias de modelos más importantes, y obtuvo sus primeros contratos, con grandes marcas y mucha exposición.En febrero, en Milán, con la apertura del desfile de Prada, y que la llevó del anonimato a ser reconocida por los sitios y revistas de moda. “Fue un sueño ser la segunda mujer negra en abrir este desfile. Eternamente agradecida”, escribió en ese momento en su cuenta de Instagram.De padres sudaneses y nacida en Egipto. Mirá también París Fashion Week: pasarelas en negro y contra la desigualdad de géneroSu siguiente aparición fue en el desfile de Yves Saint Laurent, durante la Semana de la Moda en París, que se caracterizo por los diseños totalmente negros y aires ochentosos. Participó en una campaña para Nike, fotografiada por el fotógrafo Riccardo Tisci.Su cuenta de Instagram también refleja su cambio: con solo 34 publicaciones, llegó a los 148.000 seguidores.Anok Yai se hizo famosa a partir de una foto en Instagram.¿Sobre su futuro? Seguramente todavía no tenga en claro cuál será su techo en la moda, pero antes de su esta importante vidriera, Anok había empezado la carrera de biotecnología en la Universidad Estatal de Plymouth, en New Hampshire.Además, aunque resulta todavía sea muy reciente, su aparición marca un signo positivo. La cuestión racial es uno de los puntos pendientes de la moda -además de la inclusión de una modelos de distintos talles y de la diversidad de género- y cada irrupción de una modelo de raza negra permite renovar el impulso sobre el tema.Nike apostó a su figura.Justamente en 2017, con el lema #BlackModelsMatter (las modelos negras importan), un grupo de mujeres realizó una manifestación en las calles de París para protestar por la ausencia de mujeres negras. Y Naomi Campbell nunca deja de recalcar la falta de pluralidad en la pasarela. Mirá también De Milán a Londres: los 10 momentos más sorprendentes de las fashion week europeas Mirá también Tommy Hilfiger: los desfiles de moda son “aburridos” y “anticuados”

Fuente