El INDEC revisó datos de PBI: cayó menos en 2016 y creció más en 2015 y 2017

El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) actualizó los registros de cálculo del PBI de los últimos años y determinó que la actividad económica creció algo más que lo previsto en 2015, un 2,7% anual frente al anterior 2,4%, mientras que la recesión de 2016 fue más moderada, de -1,8%, en comparación con el dato anterior que reflejó una caída de 2,2% del Producto.En un procedimiento estadístico que es habitual, el organismo actualizó estos datos dentro del informe de Cuentas Nacionales correspondiente al cuarto trimestre de 2017, que determinó además que el PBI aumentó un 2,9% el año pasado, una décima más que lo publicado en febrero en su Estimador Mensual de Actividad Económica.EVOLUCIÓN DEL PBI (%) 1998-2017Fuente: INDEC – 1998-2004 base 1993 / 2005-2017 base 2004Según las cifras actualizadas, en dos años de gobierno de Mauricio Macri (2016 y 2017) el PBI acumuló un mínimo crecimiento de 1,04%, negativo en términos reales si tenemos en cuenta que el crecimiento de la población es cercano al 1% anual, lo que debería reflejar una caída del PBI per cápita en el bienio.Similar escenario se encuentra al analizar el crecimiento acumulado durante la segunda presidencia de Cristina Kirchner (2012-2015). En los cuatro años de vigencia del “cepo” cambiario la economía acumuló una expansión de 1,5%, frente a un crecimiento de la población cercano al 4 por ciento.CRECIMIENTO ECONÓMICO ACUMULADO (%)El reciente estancamiento económico de la Argentina, caracterizado por crecimiento en los años impares (y eleccionarios) y caída en los pares, significó un alza del PBI de tan solo 2,6% en seis años, negativa si se considera la tasa de crecimiento poblacional.Ecolatina detectó que en un cálculo a precios constantes, “al considerar el PBI per cápita las mejoras se atenúan. El nivel de 2017 fue casi 1% inferior al de 2015. Peor aún, se encuentra 3,4% por debajo del máximo de 2011. Asimismo, conforme a nuestras estimaciones de crecimiento, recién en 2020 se alcanzaría el techo del producto per cápita de 2011″.Según estimaciones del Banco Mundial, la economía global experimentó un crecimiento acumulado de 17,4% en los seis años transcurridos entre 2012 y 2017. Es decir que en ese lapso el mundo creció unos 15 puntos por encima de una Argentina a la que todavía le cuesta salir de su aislamiento.Si la actividad doméstica consigue crecer en 2018 podrá sumar dos años seguidos de expansión y quebrar con la tendencia inalterada desde la imposición de controles de cambio a fines de 2011.En 2018 habrá crecimiento económico, pero el PBI per cápita continuará debajo del máximo alcanzado en 2011Ecolatina consideró que el crecimiento de 2017 “arrojó un arrastre estadístico de 1,0% para 2018. No obstante, producto de la sequía y la magra dinámica del consumo masivo, dicho impulso perderá fuerza”, por cuanto prevé que “el PBI crecería este año en torno al 2% interanual”.Un análisis de Puente SA subrayó que “la variable más importante a tener en cuenta actualmente es el crecimiento, que si bien viene acelerándose en los últimos años, podría verse afectado este 2018 por una menor cosecha de soja producto de condiciones climáticas adversas”. Estimaron que la expansión del PBI alcanzará un 2,5% este año.SEGUÍ LEYENDO:La actividad económica creció 2,8% en 2017, según el INDECLa economía creció 3,9% en el último trimestre de 2017¿Será 2018 el año del despegue económico de la Argentina?Además, la caída de los precios internacionales de las materias primas, después de los récords de 2011 y 2012, tuvieron alto impacto en la economía argentina y también en la de Brasil, a la que nuestro país está asociado en su intercambio comercial.Por eso el desempeño económico de los últimos años contrasta respecto de las “tasas chinas” registradas en la primera presidencia de Cristina Kirchner (2008-2011), cuando el PBI acumuló un crecimiento de 14,3% en cuatro años, a pesar de la crisis financiera internacional de 2008-2009. También en comparación al cuatrienio 2004-2007, con Néstor Kirchner como presidente, cuando el PBI aumentó un 39,7 por ciento.CAMBIOS METODOLÓGICOSEl INDEC precisó que los principales cambios en los componentes de la demanda agregada obedecieron a una “Variación de existencias” de petróleo y de productos importados por uso económico: bienes intermedios, de capital y de consumo final.El organismo añadió que “esta incorporación de variación de existencias de productos importados por uso económico repercute en la formación de capital (maquinaria y equipo de transporte importado), el consumo privado, el valor de producción de comercio, el margen de transporte y en los impuestos a los productos (ingresos brutos e impuestos específicos)”.SEGUÍ LEYENDO:10 claves que marcarán un tránsito económico complejo en 2018El PBI en expansión alcanzó su máximo histórico, pero encuentra limitaciones para 2018El déficit por turismo y consumos en el exterior fue récord en el primer bimestreDentro de la “Formación bruta de capital fijo” se determinó la modalidad de incorporación de aeronaves a la economía. “Cuando éstas ingresan bajo la modalidad de arrendamiento operativo se trata de una importación de servicios reales. En cambio, cuando la incorporación es con la modalidad de arrendamiento financiero se trata de formación de capital fijo. Este es el caso de aviones incorporados por Aerolíneas Argentinas en el tercer y cuarto trimestres de 2016”, puntualizó el INDEC.En cuanto a “Exportaciones e importaciones”, el ente determinó un aumento de los servicios reales importados por la incorporación de aeronaves de las empresas residentes bajo arrendamiento operativo, y una revisión en las exportaciones e importaciones de bienes medidos en la Balanza de Pagos y de las “modificaciones en la Cuenta Viajes”.En tanto, los cambios en el “consumo privado” se deben a la “incorporación de la variación de existencias de bienes de consumo importados, los cambios en los servicios reales importados”, como en la cuenta de viajes de la Balanza de Pagos, y los “cambios en las compras de residentes en el exterior”. También la estimación registró revisiones en los ítem de la industria manufacturera y de comercio exterior.SEGUÍ LEYENDO:El FMI subió la estimación de crecimiento económico de la Argentina para 2017Tres factores de crecimiento económico en 2017: inversión, consumo e importacionesEl fantasma de la década perdidaEn junio de 2016, el INDEC presentó una revisión de los cálculos de PBI, con un nuevo año base en 2004, en el marco de un proceso de normalización de las estadísticas después de nueve años de intervención del organismo durante la administración de Néstor y Cristina Kirchner.Entonces se informó que entre los años 2004 y 2015 el PBI acumuló un crecimiento de 48,6%, una tasa notable, aunque muy inferior al 65% que acumulaba según la medición del INDEC bajo la intervención comandada por el ex secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno.

Fuente