La estricta dieta de un piloto de rally

Ver en acción en sus boxes a los cuatro equipos oficiales participantes del Rally de Argentina es sensacional. Con actividad (casi) permanente durante las 24 horas del día, a la vista del público sobresale el trabajo de los mecánicos. Un dato: cada auto tiene cuatro mecánicos y ninguno de ellos puede “meter mano” en otra máquina que no sea la de su piloto. Es más: los mismos autos no corren todos los rallies. Así, los que corren el de Argentina no participarán de la siguiente fecha en Portugal (del 17 al 20 de mayo) para ser sometidos a una intensa y minuciosa revisión en las respectivas fábricas. Y con cada auto viajarán esos cuatro mecánicos para ocuparse de los más mínimos detalles hasta que sea el momento de viajar a la próxima cita mundialista.Detrás de la escena, también cada equipo pone la lupa para que los pilotos rindan al 100% en cada rally. Y un ítem muy importante es el de la comida. Hyundai contrató a una nutricionista para armarles las dietas a Thierry Neuville, Andreas Mikkelsen y Daniel Sordo, sus pilotos titulares. La profesional encargada de la alimentación es Katie Lane, quien además es la pareja del piloto neozelandés Hayden Paddon.Lane primero aclara que los pilotos llegan a cada fecha del Mundial con un trabajo corporal intenso producto de muchas horas en el gimnasio, decenas de kilómetros en bicicleta y cientos de pasadas de carreras para tener una buena oxigenación a la hora de la competencia.Antes de iniciar cada etapa los pilotos consumen avena, yogur bajo en grasas y una banana además de una tostada con jamón y queso, un combo ideal de carbohidratos y proteínas. Dentro del auto cada uno de ellos tiene barras energéticas y una mezcla de frutas y nueces que pueden consumir en los minutos libres entre cada tramo. En el interior también tienen a disposición bebidas energéticas o, simplemente, agua para contrarrestar el líquido que se pierde por la transpiración.Al llegar a la asistencia intermedia en el parque de servicio hay un menú preparado por los cocineros: generalmente se trata de pechuga de pollo a la parrilla o arroz con vegetales a la plancha.Por la noche, después de una intensa jornada, se consumen pastas con carne que ayuda a recuperar el desgaste muscular. Tomar café -no en cantidad- también es clave para mejorar la capacidad atlética.Cuando la temperatura es elevada -superior a los 35 grados, por ejemplo- y como los pilotos están equipados con una vestimenta ignífuga compuesta de buzo antiflama, capucha, casco, guantes y otros elementos de seguridad que pueden elevar esa temperatura hasta los 65 grados y, teniendo en cuenta que con 50 grados la evaporación por la transpiración reduce en un 2% la masa corporal, se hace necesaria una muy buena hidratación. Esta se consigue por un superior consumo de agua o bebidas energéticas y, como cada metabolismo es diferente, puede incluir el consumo de sodio para minimizar la cantidad de orina.Lejos quedaron los tiempos en los que los pilotos de rally no se cuidaban, bajaban de los autos y comían o bebían lo que se les viniera a la gana. Hoy una buena dieta es clave para conseguir el objetivo: ganar carreras.

Fuente