El salario creció más que el precio de la carne

Del último informe económico elaborado por la Cámara de Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (CICCRA), se desprenden varios datos interesantes relacionados al consumo, los precios y el poder adquisitivo de los consumidores. En primer lugar,comparando abril 2018 con respecto a diciembre de 2015, el poder adquisitivo de los empleados en el sector privado formal creció de forma significativa con relación a las tres carnes.Según el análisis de CICCRA, esto quiere decir que el salario creció 42,5% más que el precio del pollo, 28,3% más que el de la carne vacuna y 19,8% más que el de los cortes porcinos. Sin embargo, si se compara con la inflación, el salario creció 7,5% menos que la inflación.Desde CICCRA indicaron que “la recuperación del poder adquisitivo de los salarios del sector privado formal en relación a la carne vacuna, aviar y porcina se dio principalmente hasta mediados del año pasado, momento a partir del cual se estabilizó y luego comenzó a disminuir”.Por otro lado, cabe señalar que entre abril de 2018 y diciembre de 2017, el poder adquisitivo de los empleados en el sector privado formal cayó 3,8% con respecto a la carne vacuna y 6,4% con relación a la carne aviar. A la inversa, subió 1,2% con relación a la carne porcina.Sube y bajaEn lo que se refiere al consumo per cápita de carne vacuna, en base a los datos brindados por la cámara, en abril se ubicó en 57,8 kg/año, considerando el promedio móvil de los últimos doce meses. Esto significó un aumento del 3,3% con respecto al año pasado. Sin embargo, cuando se toma el promedio del primer cuatrimestre del año, el consumo per cápita fue de 54,6 kilos por habitante por año y resultó 1,3% menor al de un año atrás que fue de 55,3 kg.Precios en la góndolaDe acuerdo a los datos relevados por Ciccra en los mostradores del Gran Buenos Aires (GBA), el comportamiento del precio promedio de los principales cortes de carne vacuna volvió a diferenciarse del de la hacienda en pie. En este sentido, desde la cámara explicaron que “en marzo y abril la hacienda en pie cayó 7,8% y 0,2% mensual. En tanto, el precio promedio de los cortes de carne vacuna subió 4,4% y 1,7% mensual”. Con respecto al año 2017, en marzo y abril el kilo vivo aumentó 3,0% y 3,3%, respectivamente, al tiempo que la carne vacuna subió a un ritmo de 18,0% y 16,3%, también en términos respectivos.En cuanto a los valores de los diferentes tipos de carnes, cabe resaltar que de acuerdo a Ciccra el valor de la carne aviar disminuyó 7,2% en relación a marzo. “Con estos cambios, en el último mes la carne vacuna se encareció casi 10% con respecto a la carne aviar”, apuntó la cámara.Por otro lado, en abril el precio promedio de los cortes porcinos se ubicó apenas 0,2% por encima del promedio registrado en marzo y aumentó 10,1% respecto al 2017. En relación a las carnes vacuna y aviar, la carne porcina resulta ser 5,3% más barata que la carne vacuna y 5,6% que la carne aviar.En el podio de los aumentosEn tanto, entre abril de este año y diciembre 2017, la carne aviar lideró los incrementos de precios de las carnes con un 11,9%. Por su parte, los cortes vacunos acumularon un alza de 8,9% y los cortes porcinos una suba de 3,5%. Con estos guarismos, la carne aviar acumuló una suba superior a la del nivel general de precios al consumidor que es 9,4%.

Fuente