Por qué las pautas que recomiendan “beber con moderación” suelen ser demasiado laxas

Un extenso estudio internacional sobre el consumo de alcohol no ha encontrado, a nivel general, beneficios para la salud en cuanto al consumo moderado de alcohol. En esa líneas, también cuestiona las pautas de Estados Unidos que dicen que los hombres pueden beber dos veces más que las mujeres. El umbral para el consumo de bajo riesgo es de alrededor de siete cervezas por semana para hombres y mujeres por igual, según las conclusiones de los investigadores.El nuevo informe, publicado hace unas semanas en The Lancet y que cuenta con 120 coautores, recopiló datos de múltiples estudios de patrones de consumo y resultados de salud entre casi 600.000 personas en 19 países de altos ingresos.Sorprendentemente, los datos no mostraron una diferencia significativa entre hombres y mujeres en la cantidad de alcohol que se puede consumir sin una disminución en la esperanza de vida. Esto contradice directamente las pautas del gobierno de Estados Unidos que definen el consumo moderado de “bajo riesgo” como dos bebidas al día para hombres y una bebida para mujeres, con un límite de 14 a la semana para hombres y siete para mujeres, con niveles más bajos para personas mayores de 65 años.Existe una gran variedad de opiniones sobre los límites de consumo para hombres y mujeres. Hace dos años, el Reino Unido revisó sus pautas de consumo moderado, reduciendo los límites para los hombres al mismo nivel que los de las mujeres. El nuevo estudio dice que el Reino Unido lo hizo casi bien.”Cuando Estados Unidos revise sus pautas, espero que utilicen esto como evidencia para considerar bajar las pautas para hombres teniendo en cuenta las pautas femeninas”, dijo la autora principal del estudio, Angela Wood, conferencista de la Universidad de Cambridge.Esta investigación recalifica el concepto de consumo moderado y ofrece una interpretación más complicada y matizada de cómo el alcohol afecta la salud cardiovascular, para bien o para mal. Esa interpretación no es bienvenida por la industria del alcohol, que ha adoptado la idea, apoyada por el establecimiento médico, de que el consumo moderado de alcohol puede ser bueno para ti al reducir el riesgo de un ataque cardíaco.Wood y sus colegas no encontraron un beneficio para la salud en general. Los datos agregados mostraron que el consumo moderado se asocia con un menor riesgo de ataques cardíacos no mortales. La explicación común es que el alcohol puede aumentar el colesterol de las lipoproteínas de alta densidad, el colesterol “bueno”, que puede proteger contra los bloqueos arteriales.Pero el consumo de alcohol, incluso a ese nivel supuestamente moderado, también se asocia con un conjunto de problemas cardiovasculares, que incluyen apoplejía, aneurisma aórtico, enfermedad hipertensiva mortal e insuficiencia cardíaca. Los datos muestran que los efectos negativos compensan el bien.”Beber más puede reducir el riesgo de un ataque cardíaco no mortal, pero en realidad, equilibremos eso con el mayor riesgo de accidente cerebrovascular y otras enfermedades cardiovasculares fatales y una esperanza de vida más corta”, dijo Wood.El consumo de alcohol también se asocia con un mayor riesgo de varios tipos de cáncer, incluido el cáncer de mama. El nuevo estudio confirmó una asociación entre el consumo de alcohol y el cáncer del sistema digestivo.”Es un estudio muy impresionante”, dijo Aaron White, asesor científico principal del Instituto Nacional sobre Abuso de Alcohol y Alcoholismo, parte de los Institutos Nacionales de Salud. “La cuestión del consumo moderado de alcohol y sus efectos sobre la salud es muy importante, porque la mayoría de las personas en el país beben y la mayoría de esas personas lo hacen de forma moderada. Es importante para nosotros poder aconsejar a las personas qué nivel de consumo es seguro”.En cuanto al umbral de consumo de bajo riesgo, White dijo que “no hay ningún número mágico”. “Los efectos del alcohol sobre la salud son muy complicados. Los efectos están influenciados por una amplia gama de factores, como el peso corporal y el sexo, los medicamentos, la tasa de consumo…, por lo que es muy difícil llegar a un umbral único por debajo del cual todos estarán a salvo de daños”.La nueva investigación no sugiere que un bebedor que bebe un poco demasiado todos los días caiga en un precipicio epidemiológico. En cambio, un poco demasiado causa una esperanza de vida un poco menor. Pero, a medida que el bebedor se aventura más allá del umbral, la expectativa de vida continúa erosionándose dramáticamente.Wood y sus colegas encontraron que el umbral para los riesgos de salud es de 100 gramos por semana (aproximadamente el alcohol en siete cervezas estadounidenses estándar, aunque las cervezas artesanales tienen un mayor contenido de alcohol). La caída en la esperanza de vida de un hombre de 40 años que bebe entre 100 y 200 gramos es de seis meses, en promedio, en comparación con alguien que bebe entre cero y 100 gramos, según el estudio. Beber de 200 a 350 gramos se asoció con una disminución de uno a dos años en la esperanza de vida, y beber más de 350 gramos correspondió a una caída de cuatro a cinco años, en promedio.Los médicos deben prestar atención a estas advertencias cuando hablan con sus pacientes acerca de sus hábitos de bebida, de acuerdo a uno de los coautores del estudio, Dan Blazer, profesor de psiquiatría emérita de la Escuela de Medicina de la Universidad de Duke.”Creo que esta es quizás una buena advertencia de que incluso lo que pueden considerar moderado, lo que podría ser un par de copas al día, todos los días de sus vidas, puede ser demasiado”, dijo Blazer. Agregó que le gustaría que el país adoptara una campaña de concienciación que se centrara en los peligros para la salud del consumo excesivo de alcohol.

Fuente