La emoción de Juan Pablo Pompei en su último partido como árbitro

Juan Pablo Pompei le puso este viernes punto final a su carrera como árbitro profesional, en el empate sin goles entre Lanús y Atlético Tucumán, por la última fecha de la Superliga.Luego de 19 años en Primera División, el juez nacido en Olavarría y próximo a cumplir 50, cerró en La Fortaleza una trayectoria en la que mostró altibajos, pero en la que le sobró oficio para dirigir en el último tramo de su carrera. Al hacer sonar su silbato, miro al cielo y se hizo la señal de la cruz. Con los ojos vidriosos, comenzó a recibir el saludo de sus colegas asistentes, como así también de varios futbolistas. Más allá del momento emotivo, el ahora ex árbitro tampoco quedó ajeno de los recurrentes reclamos de los jugadores. Marcelo Herrera se acercó a reclamar sobre una situación del encuentro. “Andá”, atinó a decir Pompei, señalando los vestuarios. Pompei impartiendo justicia en uno de sus primeros partidos: Racing-Argentinos, en el Apertura 2000.Pompei, que debutó como internacional en la Copa Libertadores 2007, inició su sendero en Primera, a fines de 1999. Condujo 433 encuentros en la máxima división del fútbol profesional argentino.Su estreno como árbitro asistente, sin embargo, se dio en 1996, en ocasión de un partido en cancha de San Lorenzo, entre el Ciclón y Gimnasia y Esgrima de Jujuy.”En el debut estaba más nervioso, ahora más relajado y sensible a la emoción. Ya no hay más revancha, pero estoy contento por lo que uno ha logrado”, cerró.

Fuente