Los títulos del amateurismo jugarán en el reparto de plata en la Superliga

Que el fútbol argentino tiene sus raíces en Inglaterra nadie lo puede negar. Si la Asociación del Fútbol Argentino tuvo su nombre en la lengua extranjera y hasta hubo un Don Julio británico. En 1891, los futbolistas tenían apellidos ingleses y el título fue compartido entre Saint Andrew’s y Old Caledonians.Hoy, a 117 años de los albores de aquel primer campeonato nacional, una disputa que se propaga en las redes sociales tiene que ver con la validez de cada uno de esos títulos que se lograron en los tiempos del amateurismo. Porque la actividad se profesionalizó en 1931, pero la mayoría de los clubes se fundó a principios del siglo XX.Ocurre cada vez que hay una consagración a nivel local o internacional: algunos hinchas reniegan de los laureles que los equipos supieron conseguir en la época más romántica de la pelota en la Argentina y otros los exaltan, orgullosos de aquellos logros.Mirá también En la tabla histórica de títulos, Boca acortó más distancias y quedó cerca de RiverEn la AFA, que dejó de llamarse Argentine Association Football League en 1893 de la mano de Alejandro Watson Hutton, no hay discusión posible. Desde el revisionismo histórico de 2013, que puso las cosas en su lugar, nadie puede poner en tela de juicio los logros del amateurismo.​A fin de cuentas, el único cambio en 1931 fue estrictamente administrativo. Dejaron atrás los pagos clandestinos y blanquearon los contratos. Sin ir más lejos, Boca fue campeón en 1930 y 1931 casi con el mismo equipo.Esos títulos amateurs hoy tienen valor en pesos. Así lo definió la Superliga para repartir el 25% del dinero de los derechos de televisión. Se tomarán en cuenta las ligas y las copas internacionales reconocidas por FIFA ganadas desde 1891 a la fecha. Cada trofeo tendrá su tasación y se hará un cálculo con diferentes algoritmos.Mirá también La gloria para pocos, ¿modelo de importación?Por ejemplo, la Libertadores tiene más valor que la Suruga Bank. La Intercontinental, también. Y otro ítem que se tendrá en cuenta para el racionamiento de los montos es la trayectoria desde 1985, año en el que terminaron los campeonatos Metropolitano y Nacional.Desde la fecha hasta entonces, sólo cuatro equipos jugaron todos los campeonatos en Primera: Boca, San Lorenzo, Vélez y Newell’s. Esta coyuntura deportiva también tiene un plus. Por eso Newell’s, por ejemplo, cobra más que Central en ese ítem.Mirá también Independiente escaló en la tabla de títulos internacionales: es segundo de Argentina ¿Y cómo se dividirá el 75% restante? El 50% se distribuirá en partes iguales entre los 26 clubes de Primera División y un 25% por mérito deportivo. Boca percibirá más dinero que el resto. Así será para el próximo torneo, mientras se define un sistema para la medición del rating.

Fuente