Los gobernadores, en alerta por el dólar a $25 y la inédita tensión Macri-Pichetto

El martes a las 9.45 AM, Federico Pinedo le envió un mensaje a Miguel Angel Pichetto. Tenían acordado verse a las 10 en la oficina del macrista. Por un falla telefónica o por malestar político, no hubo contactos ni tampoco hubo cita. Horas después, luego de un buen rato de tensión interna en el bloque peronista por la micro rebeldía de un puñado de senadores del PJ, Pichetto apuró el dictamen del proyecto para limitar el tarifazo.Por primera vez en la era Macri, la Casa Rosada se topó con la negativa del senador de Río Negro a negociar. Eso, con cierta intriga, sostienen en el Gobierno y aseguran que el jefe del bloque del PJ “cerró los teléfonos” durante el fin de semana.Mirá también La ley de tarifas deja al desnudo las tensiones en el PJ, pero también en CambiemosEn el Senado, en defensa de Pichetto, detallan que éste esperó una negociación que nunca arrancó y que se volvió mas arisco porque Cambiemos jugó a “romperle” el bloque, en un juego de pinzas del que también habría participado -dicen en Senado- el salteño Juan Manuel Urtubey.”Hay malestar: el Miguel de esta semana no fue el Miguel racional de antes. Igual, todavía confiamos en él”, dicen en el Gobierno y entienden que no quiso corregir a los Diputados, pero detrás de ese gesto ven un entendimiento con Sergio Massa.El punto, reproches al margen, es que Mauricio Macri eligió al rionegrino como interlocutor en el PJ porque entiende que está en sintonía con los gobernadores, algo que en tarifas fue difuso: el único mandatario que gritó a favor fue Carlos Verna, a quien Macri no invita a sus diálogos.Curioso criterio convocar a un “acuerdo nacional” que excluye a varios: no solo Verna, tampoco están en la agenda el socialista Miguel Lifschitz y la santacruceña Alicia Kirchner.Mirá también El Gobierno convoca a los principales empresarios para que moderen la suba de preciosDetrás del teléfono descompuesto y las acusaciones cruzadas, varios mandatarios del PJ cuestionan el proyecto de Diputados (el cordobés Juan Schiaretti y el entrerriano Gustavo Bordet, entre otros) y ahora sumaron otro asunto: el dolar a $25.Cuando, a principios de mayo, los diputados escribieron el proyecto anti tarifazo, el dólar cotizada menos de $20 y, comparado con lo que vino después, no era un problema. Un dólar a casi $25 impacta en el precio de la electricidad.​El proyecto de Diputados pone implícitamente la responsabilidad de bajar tarifas en las distribuidoras, muchas de las cuales dependen de los estados provinciales.El MVh vale 75 dólares. La estampida de estos días, con la ley que congela tarifas, puede hacerle un agujero a las provincias aunque Cammesa avise que no traslada el dólar al costo. Pero lo hará.El formoseño José Mayans pidió detalles a Juan Carlos Trotta, gerente de Cammesa. En Formosa, la energía mayorista pasó de $98 en enero de 2015 a $1381 en febrero pasado. Y todavía falta el nuevo dolar.Ese es otro de los temas que puede alinear a los gobernadores para modificar el proyecto de Diputados, pero incorporando otros puntos.La rentabilidad -en algunos casos extraordinaria- de las generadoras será un tema que buscarán discutir más adelante.En simultáneo, diputados y senadores -Omar Perotti, Carlos Caserio, Martín Llaryola y Pedro Guastavino, entre otros- presentaron un proyecto para que AYSA y otros organismos se transfieran a Capital y PBA.Mirá también En medio de la suba del dólar, ya se ven aumentos en varios productosEs una devolución de gentilezas a Macri y a la bonaerense María Eugenia Vidal que los apuró con la baja de impuestos provinciales que, además, en varios jurisdicciones son nulos.A la baja el IVA, que inicialmente planteó el cordobés Schiaretti, Cambiemos primero la consideró casi un golpe fiscal pero ahora mágicamente se convirtió en una moneda de cambio para negociar una ley posible que evite a Macri tener que vetar cuando registra los peores indicadores de respaldo público de su vida política.”Si en Washington se tapa una cloaca no es culpa de Trump. Pero acá lo que pasa en un barrio porteño o un distrito del conurbano lo paga todo el país”, dice un ministro.

Fuente