¿Castigo divino? Lewis Hamilton paseaba con una Ferrari, se le quedó y se la llevó la grúa

El piloto de Fórmula Uno Lewis Hamilton, campeón de la categoría en 2008 con McLaren y en 2014, 2015 y 2017 con Mercedes, paseaba en las calles de Los Ángeles a bordo de una Ferrari que se le quedó y terminó siendo remolcada por una grúa.Según informa el sitio 20 minutos de España, ocurrió en la ciudad de Malibú, una de las zonas más exclusiva de Los Ángeles, en Estados Unidos.Hamilton observa la Ferrari de Raïkönen tras la clasificación del último Gran Premio de Barcelona. (EFE) El hecho es curioso, primero, porque el británico sigue siendo piloto de Mercedes, rival directo de Ferrari en Fórmula Uno. Y, segundo, porque manejaba un súper deportivo de lujo y edición limitada -una Aperta- que vale US$ 10 millones. No es la primera vez que Hamilton tiene algún inconveniente con autos de lujo. En 2015 chocó en Mónaco a bordo de un Pagani Zonda de 2 millones de euros. Raïkönen y Hamilton, en la previa del Gran Premio de Malasia de 2017. (EFE)El accidente fue de madrugada, tras una fiesta, y no sufrió heridas. El deportivo, fabricado por el argentino Horacio Pagani, quedó dañado.

Fuente