Lionel Messi dijo cosas muy interesantes, pero nadie le prestó atención

Pasaron los múltiples controles de seguridad. Quedan los últimos metros, ahora sí, hacia el imponente estadio donde este jueves se abrirá el Mundial. Ahí está el Luzhniki, con su historia de más de medio siglo, preparándose para el estreno después recibir retoques durante cuatro años con una inversión de casi 400 millones de dólares. Mucha gente pasa caminando sin reparar demasiado que a un costado se encuentra Lionel Messi hablando. Sí, Messi ahí está, pero pocos le prestan atención…“Yo, Lionel Messi, muchas veces fui subestimado. Enfrenté la presión de tener que ganarles a oponentes durísimos. Tuve momentos en los que el ánimo estaba bajo y fallaba goles. Sentí ese dolor, también el sufrimiento de la lesiones. Probé el polvo de la derrota. Ahora no puedo recordar cuántas veces me caí”, dice Leo como para generar ganas de abrazarlo.Eso sí, de repente, Messi cambia su discurso: “Pero aún siento dentro mío esa fuerza que me empuja a levantarme. Yo no nací fuerte. Nací predestinado para lo más grande”. Este Leo sí que invita a creer en que se viene su Mundial.Las vacas del sponsor chino de Messi.¿Cómo puede ser que Messi hable, diga, profundice, se ponga triste y de repente se levante, todo sin que nadie le preste demasiada atención? Es que Messi y su voz salen de una pantalla gigante montada por uno de los sponsors de la FIFA. Una marca que se suma a la multinacional del fútbol y que también hace un par de meses patrocina al genio argentino.Se trata de Mengniu, el yogur bebible y el helado oficial del Mundial. Una compañía china del rubro lácteo que entre todos los otros patrocinadores de la FIFA también llama la atención con réplicas de vacas pintadas de distintos colores y con motivos que distinguen a diversas naciones. Hay una de Argentina, claro.Mirá también Se disipan las incógnitas y Jorge Sampaoli tiene los once para el debut ante IslandiaEl vínculo Messi-China no es casual. Leo invade un mercado que le abre las puertas. No es un dato menor que suene el gigante asiático como posible organizador del Mundial 2030, compitiendo con la tripartita Argentina-Paraguay-Uruguay. Es más, hace poco Messi inauguró un parque temático en China.Mirá también Cómo Argentina avanza hacia el Mundial 2030 y cómo Chiqui Tapia se hace fuerte en la ConmebolSe estima que Mengniu, en sus campañas de marketing pensando en el Mundial, invierte unos 400 millones de euros. Aquí, por supuesto, también está. Y juega con Messi. De todos modos, a la empresa láctea se le escapó un detalle: ¡no es la voz de Leo! Alguien habla por él. Al menos, hubieran contratado a un imitador.

Fuente