Juan Manuel López, el único diputado de la Coalición Cívica que votó a favor del aborto

“Voté como estoy convencido que tenía que votar. Es una responsabilidad también porque represento a un montón de gente del partido que piensa así”, le explica el diputado Juan Manuel López a Infobae mientras apura el paso a la salida del Congreso para irse a dormir.Un rato antes, Elisa Carrió había pedido la palabra por única vez durante las más de 22 horas de debate en el recinto de la Cámara baja. “No he hablado para preservar la unidad de Cambiemos”, dijo la líder de la Coalición Cívica minutos después de la histórica aprobación de la despenalización de la interrupción voluntaria del embarazo. “La próxima rompo”, desafió “Lilita” mientras Daniel Lipovetzky, miembro informante del oficialismo y uno de los principales impulsores del proyecto, empezaba a desmenuzar las modificaciones en particular a la media sanción.López, histórico colaborador de Carrió -promotor de muchas de sus principales denuncias contra los peces gordos del kirchnerismo-, fue esta mañana el único de los diez diputados de la Coalición Cívica que acompañó el proyecto del aborto, que obtuvo media sanción con 129 votos a favor y 125 en contra. Marcela Campagnoli, Javier Campos, Héctor “Toty” Flores, María Lucila Lehmann, Leonor María Martínez Villada, Paula Oliveto Lago, Alicia Terada, Orieta Cecilia Vera González, además de “Lilita”, votaron por la negativa.”Siempre quise cuidar la posición de Carrió, porque es muy genuina y es un modo de afrontar un dilema moral que es de difícil solución”, asegura López antes de dejar el Parlamento, en medio de una marea de diputados, asesores y periodistas.En su entorno juran que no hubo presiones. Que Carrió sabía de entrada de su posición. Pero que decidió abrirse de las incesantes y enérgicas negociaciones que transcurrieron en Diputados durante el miércoles y la madrugada de hoy. Casi ni se cruzaron durante la discusión.López incluso se había anotado como uno de los últimos oradores del debate. Pero al final no habló. Y dejó la banca en la que suele sentarse, que heredó de Fernando Sánchez -ahora funcionario de la Jefatura de Gabinete, a cargo del Fortalecimiento Institucional-, junto a las de Pablo Tonelli, Nicolás Massot y Mario Negri.Allí se sentó Carrió en la mañana de hoy. Como un gesto hacia la posición casi hegemónica de la Coalición Cívica que el diputado, que llegó al recinto en diciembre pasado, quebró con su voto.Según fuentes parlamentarias de Cambiemos, la posición inflexible que “Lilita” impuso en el resto de su bloque -en la noche de ayer tuiteó la foto de una capilla y la frase “no es necesario hablar, solo la oración que es la debilidad de Dios y el poder de los hombres”- obligó a alguno de los diputados de la CC a acompañar la negativa. Oliveto sufrió de hecho duras críticas familiares.Minutos después de la votación, Carrió tomó su cartera y dejó la Cámara baja, entre silbidos y reproches internos. Antes de irse, miró a su bancada de espaldas al recinto y agitó la mano derecha, furiosa, con el dedo índice extendido.

Fuente