Looks de oficina: 4 errores que conviene evitar

Cuando necesitás armar un conjunto para cada día de la semana, tenés de vez en cuando reuniones que requieren de un look impecable o estás en temporada de entrevistas; el presupuesto invertido pueden no ser proporcionales al resultado.Los ambientes de trabajo son cada vez más flexibles y descontracturados (Jazmín Chebar).Para revertir esta secuencia, la asesora de imagen y columnista de Entremujeres Florencia Ducos derriba cuatro mitos muy instalados y que van en contra de una buena imagen.Combinaciones de colores más personales, para lograr un estilo propio (Las Pepas).Mirá también Las tendencias que seguirán en 2019: para acertar en las compras 1. El trajecito no pierde vigenciaLa realidad es que los códigos de vestimenta cambiaron y ya no hace falta llevar una prenda tan acartonada. Las chaquetas sin solapas y los blazers oversize son buenos reemplazos. También pueden resultar apropiadas las faldas midi, los pantalones tiro alto o las polleras tubo combinadas con remeras o los vestidos a la pantorrilla.Los blazers oversized renuevan los trajecitos (Cher). 2. Mejor pecar de clásica que de muy jugadaCada ámbito de trabajo tiene sus reglas y en ciertos espacios la formalidad absoluta puede estar ausente. Por eso, un estilo neutro o net no necesariamente juegue a favor. Algunos ejemplos: en una agencia de publicidad, una consultora de relaciones públicas o una empresa relacionada con el diseño o la moda, un poco de excentricidad estará bien visto.Pensar en el contexto es el primer paso para armar un look laboral (Jazmín Chebar).Mirá también ¡Adiós a un mito! El negro no va con todo ni para todo 3. Pensar que todo vale para ir la oficina Las empresas son cada vez más informales y la ropa, mucho más flexible. Pero esto no implica que el guardarropas sea ciento por ciento todoterreno. Las prendas aptas para la noche, demasiado ajustadas, con transparencias o que dejan ver la ropa interior, las musculosas, los tacos muy altos y el maquillaje estridente no son compatibles con el mundo laboral.Para un estilo muy casual, una estrategia puede ser ser únicamente un ítem de moda dentro del conjunto.Incluir diseños más personales, renuevan los looks laborales (Jazmín Chebar).Mirá también Rayas: tips de estilo para usarlas a tu favor 4. Pensar que los looks laborales tienen que ser poco personalesLos accesorios de colores renuevan un equipo neutro (Iskin Sisters). La ropa es un poderoso elemento de comunicación. Entonces, ¿por qué desaprovecharlo? Con accesorios, combinaciones únicas de colores, prendas con un toque de diseñ o aquellas particularidades que al usarlas con frecuencia definan un estilo lograrás potenciar tu sello único. Una pregunta que podés hacerte es qué querés que recuerden o digan de vos.Florencia Ducos es experta en marketing e imagen personal, brinda cursos de capacitación para empresas y asesoras de imagen. Seguí sus tips en Instagram. Mirá también Mujeres de rojo: ¿por qué es el color elegido por primeras damas y reinas?Mirá también Sporty chic: cómo usar el estilo del invierno 2018

Fuente