Ciccone: Nuñez Carmona intentó desacreditar la confesión de Vandenbroele

Durante más de dos horas, Matías Molinero, abogado de José María Núñez Carmona, habló ante el Tribunal Oral Federal 4 (TOF 4) que lleva adelante el juicio por la compra de la ex Calcográfica Ciccone. Así inició la ronda de alegatos de las defensas. En su exposición, solicitó la absolución del amigo y socio de Amado Boudou y pidió que se deje sin efecto su pedido de detención, “ya que estuvo sin ningún elemento preso durante 70 días”. Frente a una pizarra blanca, el abogado de Núñez Carmona -acusado de cohecho pasivo en concurso ideal con las negociaciones incompatibles- expuso una línea de tiempo para intentar desmentir todas las acusaciones que recaen sobre su defendido y que ratificó la semana pasada el fiscal del juicio Marcelo Colombo, encontrándolos responsables de los delitos atribuidos. Junto al ex vicepresidente de la Nación, el empresario está acusado de “haber adquirido la empresa quebrada y monopólica Ciccone Calcográfica, a través de The Old Fund (TOF) y de Alejandro Vandenbroele”. Esta firma -accionista mayoritaria de la imprenta- se usó para “facturar un negocio por la reestructuración de la deuda pública de Formosa”. El objetivo de la operación era “contratar con el Estado la impresión de billetes y documentación oficial”. No sólo imprimió las boletas electorales en 2011, sino que en abril del 2012, el Gobierno de Cristina contrató a Ciccone para imprimir 160 millones de billetes de cien pesos, por un costo de $ 140 millones. Durante el alegato de este martes ante los jueces Pablo Bertuzzi, Néstor Costabell y Gabriela López Íñiguez, el abogado Molinero señaló: “No se ha traído un solo elemento que dé certeza a la acusación. No se pudo superar ni mínimamente el estado de probabilidad que traíamos de instrucción”, al remarcar que “nada comprueba” el grado de responsabilidad que se le atribuye en la maniobra investigada a Núñez Carmona. En tal sentido, se refirió a la información proporcionada por Alejandro Vandenbroele en su carácter de imputado colaborador y allí dijo que nada de lo incorporado al expediente “aporta elementos nuevos” y añadió, “estamos igual que antes. Quizás menos, después de la declaración de Vandenbroele”. Después de sus planteos ante los jueces del TOF 4, la defensa del socio de Boudou pidió su absolución y a su vez, que se deje sin efecto el pedido de detención “ya que estuvo en prisión 70 días sin un sólo fundamento, algo que ratificó la Cámara federal porteña cuando ordenó su excarcelación”. El letrado sostuvo que la acusación del fiscal de juicio, Marcelo Colombo, “se basa en muchas conjeturas con pruebas sacadas de contexto”, como los ingresos de Núñez Carmona al Ministerio de Economía cuando Boudou estaba al frente de esa cartera. “Hubo 85 visitas en total en cuatro años, dos o tres veces por mes el promedio o menos”, remarcó.Además, criticó al imputado arrepentido del caso al asegurar que de sus dichos “toman lo que conviene” y anticipar que “existe la posibilidad de que en cuatro meses se diga que Vandenbroele mintió pero también que condenen a mi defendido en ese tiempo”.Los organismos del Estado querellantes en el juicio, la Oficina Anticorrupción (OA) y la Unidad de Información Financiera (UIF), sostuvieron durante sus alegatos que el Estado buscó dar un “marco de impunidad” al caso cuando salió a la luz y que el ex vice con José María Núñez Carmona “se interesaron en el negocio” para que la imprenta termine siendo contratada por el Estado. Así, acusaron al ex vice de “estar al tanto de todo lo que se hizo y usar su cargo para ello y torcer el destino de Ciccone en función de sus intereses”.Para ambos, hay un pedido de prisión de cinco años y seis meses en el caso de la OA y de seis años según lo pedido por la UIF y que, en tal caso, se haga efectiva con la condena. Además se les pidió una multa de 90.000 pesos y la inhabilitación de por vida para ejercer cargos públicos para Boudou.

Fuente