La Selección debe tener más velocidad, precisión y juego colectivo ante Croacia

Con respecto al partido contra Croacia que se le viene a la Selección y viendo lo que pasó con Islandia, hago un análisis acerca de las cuatro cosas que yo creo que tiene que mejorar el equipo de Jorge Sampaoli: 1) La velocidad con la que juega a la pelota. Hace todo muy lento y previsible. Cuando jugás contra equipos ordenados, que tiene las líneas muy juntas, se necesita que la pelota corra con velocidad. Y eso la Selección no lo hizo con Islandia y es una de las cosas que debería mejorar. A raíz de esto, de ser tan lento y previsible, los ataques no crearon sorpresa. No puso nunca en situación de jugar mano a mano a los delanteros. El técnico dispuso de Meza de un lado y a Di María del otro y se encaprichó en sostener un esquema. 2) La defensa. Tiene que ser corta y debe estar rápida. Porque las características de Croacia son distintas a la de Islandia porque tiene jugadores importantes como Rakitic, Modric,Perisic, Rebic y Mandzukic. Son jugadores que hacen transiciones rápidas y además tienen experiencia porque juegan en clubes grandes. A la hora de defender, el equipo argentino tiene que ser corto y prestarle mucha atención a los jugadores que llegan del lado opuesto a la pelota y estar muy atentos a las pelotas filtradas ya que jugadores como Modric o Rakitic pueden habilitar a un delantero.Mirá también Lionel Messi, de la culpa a la sed de revancha 3) La pelota parada. Argentina no dispuso de muchas variantes en ese rubro, fue bastante previsible. Y sabemos que los partidos se han definido en un porcentaje alto por esa vía. Es algo que Argentina tiene que mejorar. Sobre todo teniendo jugadores rápidos y de buen manejo que pueden crear faltas cerca del área rival. Argentina tiene que tenerlo en cuenta y prestarle mucha atención a las jugadas de pelota parada.Mirá también Quién fue el relator de Japón-Colombia que se transformó en un fenómeno viral4) El juego. Argentina tiene una gran dependencia de Messi, que, puede ser algo normal, lógicamente. Pero en cuanto al volumen de juego tendría que depender mucho menos de Leo y ponerlo a él en condición de que sea el definidor de la jugada, que él haga el último pase al arco. Y no jugar a dársela solamente a Messi y nada más que eso. En ese aspecto Argentina tiene una cuenta pendiente: mostrar un funcionamiento de juego. Seguí el Mundial minuto a minuto (function(d, s, id) (document, ‘script’, ‘scrbbl-js’));

Fuente