Caso Rafael Nahuel: encontraron pólvora en las manos de tres mapuches

El Juzgado Federal de Bariloche llamó a indagatoria para el próximo jueves al prefecto Francisco Javier Pintos, el miembro del grupo Albatros que el 25 de noviembre pasado mató a Rafael Nahuel durante un presunto enfrentamiento con mapuches en un predio de Villa Mascardi.El magistrado Gustavo Villanueva convocó a Pintos, de 30 años, una vez analizadas dos pericias clave. La primera corroboró las versiones que identificaban al prefecto como el autor del disparo con un subfusil MP5 que le causó la muerte a Nahuel. El cotejo balístico realizado por tres peritos arrojó que la bala 9 mm extraída del cuerpo del joven fue disparada por el arma asignada a Pintos, identificada con el código 05-C335508. La pericia es indubitable en ese sentido, según señalaron a Infobae calificadas fuentes judiciales.La segunda pericia encargada al Centro de Investigaciones Fiscales de Salta arrojó que se hallaron los tres componentes de la pólvora (plomo, antinomio y vario) tanto en las manos derechas de Rafael Nahuel como de Fausto Jones Huala y en ambas extremidades de Lautaro González. Jones Huala y González son los dos mapuches que bajaron del cuerpo agonizante de Nahuel.”Todos tenían residuos de disparos”, indicó la fuente judicial.  Y detalló que los restos de partículas de GSR (gunshot residue) en el caso de Nahuel fueron hallados en dos zonas: la tabaquera y la palma de su mano derecha. El área tabaquera comprende al índice y al pulgar, los dedos con utilizados para gatillar un arma de fuego.La presencia de metales en caso de Fausto Jones Huala se evidenció en el área tabaquera de su mano derecha mientras que en Lautaro González la pericia indica rastros de pólvora en la parte dorsal y palmar de su mano izquierda y en la tabaquera de su mano derecha.”Si bien el resultado de esta pericia —o de ninguna otra similar a nivel mundial—puede demostrar de manera indubitable que esos rastros evidencian disparos con armas, sí los resultados indican que, al menos esas tres personas, estuvieron en un lugar donde había armas”, afirmaron las fuentes.Respecto a la cantidad de partículas halladas las mismas fuentes señalaron que no existen descubrimientos científicos que puedan establecer qué cantidad de partículas metálicas son necesarias para acreditar un disparo.”Uno puede efectuar un disparo y no presentar gran cantidad de partículas y, sin embargo, pueden hallarse en mayor cantidad en otra persona que pueda haber estado cerca de quien accionó el arma”, explicó la fuente de la investigación.La fuente señaló, no obstante, que el peso probatorio de esa pericia resulta insuficiente  en una investigación penal como la que se lleva adelante en el caso Nahuel, para acreditar disparos. “Pero sí actúa como un indicio fuerte que siempre será valorado con otro material probatorio”, dijo.Uno de los abogados de la familia Nahuel, Estanislao Cazaux, reconoció a Infobae que en la causa existen numerosas escuchas telefónicas adjuntadas al expediente. Pero se excusó de revelar su contenido.

Fuente