Josh Brolin, el malvado de moda en Hollywood

Hoy todo le sonríe a Josh Brolin (50), pero hubo épocas en que el actor no sonreía demasiado.Hijo del actor James Brolin, justamente hoy, 1° de julio, hace 30 años que Barbra Streisand es su “madrastra”, y estuvo casi diez años casado con la actriz Diane Lane. Debutó en el cine en aquella maravilla que fue Los Goonies, producida por Spielberg, en la que era el mayor de los chicos. Pero por entonces no la pegó con varios secundarios, en cine y en televisión, y casi que se recluyó.297d0136-4c4f-4a62-8f4f-274bcc561af3|Erik Tanner for The New York Times.Starring in the summer’s two biggest blockbusters, Josh Brolin is left to figure out how to handle the success. Josh Brolin le teme a su propio exitoPero también se hace cargo de haberle dicho “¡No!” a propuestas como Birdman, que desistió de rodar porque tenía planificado un viaje a Tailandia para visitar a su hijo.En su adolescencia trabajó en un supermercado, robó autos, fue albañil y cayó en la heroína. Algo más grande, manejó su propio rancho, como un cowboy. Rancho que perdió cuando no le fue bien en el cine, y que recuperó (lo volvió a comprar) cuando retomó la senda exitosa.Esa que hoy lo tiene con tres películas en cartel en la Argentina: es el malvado Thanos en Avengers: Infinity War, y Cable, en Deadpool 2, y co-protagoniza con Benicio Del Toro Sicario: Día del soldado, como un agente de la CIA que se ensucia las manos en la frontera entre los Estados Unidos y México, creando una guerra entre los carteles del narcotráfico.Josh Brolin, el joven y duro agente K en Hombres de negro 3, atiende el teléfono en México, donde está promocionando la nueva Sicario. No sabemos cómo está vestido, si mueve las manos cuando habla o si tiene mal aliento. Sí que tiene buen humor -se nota-. Hay pautados 10 minutos para dialogar que, por su amabilidad, serán 12.-¿Podemos hablar en castellano?-No, ¡lo desearía! Estuve en México como por un mes, y mi español estaba bastante bien, pero era mejor cuando era más joven.Como Thanos, el malvado de “Avengers: Infinity War”, donde masacra a más de un superhéroe. FOTO: DISNEY-Qué año estás teniendo, comenzaste con “Avengers: Infinity War”, continuaste con “Deadpool 2” y ahora la secuela de “Sicario”. ¿Alguna vez imaginaste estar en filmes tan grandes todos casi al mismo tiempo?-No, no lo imaginé, pero a veces he tenido estas rachas, con Sin lugar para los débiles (de los hermanos Coen), Gángster americano (Ridley Scott), y al año siguiente tuve W. (Oliver Stone, interpretando al presidente George W. Bush) y Milk (Gus Van Sant). ¿Sabés? No es algo que uno busca, pero pasa, y se vuelve un poco insano, con este tipo de películas es más posible que la gente te reconozca más que con Milk, o con Sin lugar…, pero como el presupuesto es mayúsculo, y también las ganancias son muy grandes, hay también un balance entre lo que costaron esas películas y lo que recaudan. Y es muy agradable encontrarse siempre con gente conocida, amiga, en los Academy Awards, y con esta tipo de películas observás las reacciones de la gente.-¿Te gusta “Avengers”?-Me encanta Avengers, creo que lo que han hecho los hermanos Russo es fantástico. Ser Thanos, el villano, es una experiencia muy especial para mí, porque es algo muy diferente a lo que estoy acostumbrado a hacer. Y voy a tener una segunda chance con la segunda parte.Josh Brolin en “Deadpool 2” como Cable.-¿Y cómo definirías a tu personaje en “Sicario, Día del soldado”?-Ha cambiado, sí, en parte por el guión, en parte por el aporte del director Stefano Sollima. En la primera era arrogante, la idea de que no podía ganar jamás se cruzaba por su mente. Cuando lo ves ahora notás que está quizá más centrado, pero ves que tiene un estrés, lo notás en su rostro. Creo que el mundo ha cambiado, y lo está compenetrando, enfrentando y acechando de una manera distinta a como era en la primera película. Creo que ahora tanto mi personaje como el de Benicio (Del Toro) son mucho más reactivos, lo que te da mayor coloratura. Y también que están tomando todo lo que les pasa de una manera más personal. Es que es un tono muy diferente a la primera Sicario. Obviamente son los mismos personajes en el mismo tipo de historia…-También pareciera que la escala de esta “Sicario” es mayor que la de la primera.-Claro. Cuando tenés tomas desde helicópteros, tenés más posibilidades tecnológicas, los avances son increíbles. Te ofrece más oportunidades de filmar con drones, aún con el mismo dinero, o presupuesto, podés “agrandar” tu producción, hacerla más vistosa.En el thriller “Sicario: Día del soldado” compone a un agente de la CIA que se ensucia las manos. El Gobierno de los EE.UU. sospecha, en la trama, que los carteles de la droga comienzan a pasar terroristas islámicos a través de la frontera.FOTO: SONY/UIP-También venís haciendo personajes con una carga física importante.-Creo que los hago para sentirme en mejor forma, ja. Sí, tuve que hacer un montón de preparación, fueron once semanas en las que me ejercitaba entre tres horas y tres horas y media en el gimnasio, para ejercicios específicos. Pero no es que no lo haya hecho antes. Lo que pasa es que lo hice para películas que no las ha visto mucha gente; no es mucha la diferencia de lo que hice ahora de lo que he hecho en el pasado, en cuanto a la dedicación. Comencé con una película que se llamaba The Legacy of a Whitetail Deer Hunter, por la que tuve que ganar un montón de peso, de musculatura, y después seguí, por lo que tuve el peor estado de mi cuerpo en toda mi vida.-Te gustan los desafíos…-Son como necesarios para mí. Realmente aprecio la idea cuando leo que debo hacer algo que no sé si puedo hacer, no sé si puedo hacerlo emocionalmente, psíquica o físicamente, y ése probablemente sea el motivo por el que los elijo.-¿Cuál es tu posición frente a los carteles de la droga? ¿Cómo creés que se debería lidiar con ellos?-En mi opinión, es una cosa muy sucia cuando te metés con el negocio de la droga. Hay muchas maneras de tomar el asunto, y lo vemos también en documentales, pero cómo se transporta la droga en los Estados Unidos, cómo aterriza… El problema es mayúsculo, y políticamente la corrupción que impera, qué es lo que pasa detrás de escena, qué es lo que pasa ilegalmente desde el Gobierno, está tan más allá de mí… Pero me gusta brindar una historia y ponerla a la luz, para que la gente pueda pensar, y no que sea una única manera, que la gente pueda dar sus opiniones. Los cambios también son sociales, motivados por todo ello.Brolin es hijo del actor james Brolin, que luego se casó con Barbra Streisand, su “madrastra” desde hace 30 años. FOTO:
Erik Tanner/The New York Times.-¿Creés que es posible que haya hasta un tercer filme de “Sicario”? Ya parece como una saga…-Yo quiero hacer una docena más de filmes de Sicario. Llegar hasta mis 75 años y seguir filmándolos… -¿Por qué sos actor?-No lo sé, hombre, no lo sé. Me gusta contar historias. Lo hablaba con Benicio en el avión, fui un lector apasionado, de lo que sea. Cuando era chico leía a Ray Bradbury, leía algo que me apasionaba y que me transformaba, y me parecía una gran historia.-¿A qué otros autores leías?-(Jack) Kerouac, (Hunter) Thompson, Dylan Thomas, Tom Wolfe… Cuando recuerdo a esos escritores, advierto cómo me afectaron. Creo que ellos me llevaron a lo que soy hoy, y cómo me llevaron al cine.

Fuente