El cabezazo demoledor de Yerry Mina que le dio el empate a Colombia frente a Inglaterra

Apenas vio que la pelota se iba al córner, se frotó las manos. Sabía que era una de las últimas chances para no hacer las valijas. Sabía, también, que si el centro era bueno, tenía chances de ganar en el área rival. Y ahí fue Yerry Mina, decidido, convencido de que se podía. Y así fue. Con un cabezazo tremendo de pique al suelo, dejó sin reacción a Trippier, quien custodiaba el palo derecho, y a Pickford, el arquero inglés, quien la tocó pero no alcanzó a sacarla. Un gol que vale oro. 

Fuente