Alemania acepta extraditar a Carles Puigdemont a España por malversación de fondos

El ‘culebrón Puigdemont’ podría estar en sus últimos capítulos. El tribunal federal del ‘lander’ alemán de Schleswig-Holstein anunció este jueves que acepta el pedido de extradición de la Justicia española contra el ex presidente catalán aunque rechaza que este pueda ser juzgado por rebelión y sólo admite que lo sea por malversación de fondos públicos. El comunicado de los jueces alemanes asegura literalmente: “la acusación de malversación de fondos públicos es aceptable, la extradición por la acusación de rebelión no es aceptable”. Los jueces del tribunal alemán no tomaron medidas cautelares contra Puigdemont, que seguirá en libertad hasta su entrega a España y que puede recurrir la sentencia en una instancia superior. Los jueces alemanes consideran que “las acusaciones contra Puigdemont no tienen equivalente en el delito (alemán) de alta traición y perturbación del orden público. La magnitud de la violencia (continúa) necesaria para la alta traición no fue alcanzada durante los altercados”, en referencia a la jornada del 1 de octubre del año pasado cuando el gobierno catalán que dirigía Carles Puigdemont organizó un referéndum ilegal.

El ex presidente regional catalán Carles Puigdemont (der) estrecha la mano a su sucesor, Quim Torra, durante una rueda de prensa en el Hotel Sana en Berlín. EFE

Los jueces alemanes sí admiten la acusación de malversación de fondos públicos por el dinero usado para el referéndum que estaba en principio destinado a otros fines: “en relación a la malversación, las autoridades españolas han visto comprensiblemente una corresponsabilidad en el empleo de recursos financieros a cargos de fondos públicos”.

Mirá también

España: la Justicia suspende a Carles Puigdemont como diputado y lo declara rebelde

El comunicado del tribunal alemán también asegura que “Puigdemont aspiraba sólo a la celebración del referéndum (declarado ilegal por el Tribunal Constitucional español) y tampoco fue el incitador de la violencia”. La Justicia española debe decidir ahora si acepta que la alemana le entregue a Puigdemont sólo para ser juzgado por malversación o si desiste de su pedido de extradición y deja al ex presidente catalán en un limbo en Alemania (o en Bélgica) hasta que los delitos de los que le acusa prescriban, dentro de más de 19 años. Puigdemont escribió en Twitter: “hemos derrotado la principal mentira sostenida por el Estado”.

Los moños amarillos en el Parlamento catalán, en los asientos de los diputados independentistas presos o en el exterior de España. AP

El Tribunal Supremo español ya hizo saber en el pasado que le parecería incongruente juzgar a Puigdemont por delitos menores que a los miembros de su gobierno que están siendo procesados en España. Mientras algunas de esas personas podrían ser condenadas a hasta 20 años de cárcel por rebelión, Puigdemont, su jefe, lo sería a un máximo de ocho años.

Mirá también

Carles Puigdemont creó un nuevo partido: “Movimiento 1° de Octubre”

El actual presidente catalán, Quim Torra, un hombre a las órdenes de Puigdemont, escribió ya esta mañana en su cuenta de Twitter que la decisión de la Justicia alemana es “una gran noticia. Demuestra una vez más los engaños y mentiras de una causa judicial que nunca debería haberse iniciado. Será en Europa donde ganaremos”. Europa siempre dio la espalda al proceso separatista catalán. Las autoridades de la Unión Europea se niegan desde hace dos años siquiera a encuentros protocolarios con los dirigentes nacionalistas catalanes mientras reciben con normalidad a presidentes de otras regiones españolas durante sus visitas a Bruselas. El delito de malversación de fondos públicos, según el Código Penal español, castiga a la autoridad o funcionario que sustraiga o consienta que se sustraigan los caudales o efectos públicos que tiene a su cargo a la pena de prisión de dos a seis años e inhabilitación política de seis a diez años.És el moment que tots els demòcrates s’uneixin. Per Catalunya, per la llibertat dels #presospolitics i la República https://t.co/W4WDeUIB43 pic.twitter.com/FwbnA2wMQE— Carles Puigdemont 🎗 (@KRLS) 4 de noviembre de 2017
Puigdemont podría ser condenado a una pena mayor (de cuatro a ocho años de prisión y de diez a veinte de inhabilitación) si la cantidad malversada pasara de los 250.000 euros.La decisión de los jueces alemanes también pone en un brete a la Justicia belga, que con la misma petición que recibió Alemania decidió rechazar la entrega de tres antiguos miembros del gobierno catalán “por defecto de forma”.Bruselas, especial

Fuente