Institucionalizar el negacionismo

Institucionalizar el negacionismo En los últimos días se produjeron importantes noticias en relación al ambiente, cortesía del gobierno de Donald Trump. Una, es la renuncia del administrador de la Agencia de Protección Ambiental (EPA, en inglés) de Scott Pruitt, la voz de la industria fósil y de los hermanos Koch, que ha sido acusado de increíbles escándalos de corrupción. Pesaban sobre él docenas de investigaciones. Es un tipo tan desagradable que la gente lo insultaba en la calle, por lo que se hacía acompañar de guardaespaldas. Hasta las mamás con bebés en los brazos lo increpaban. Aun así, no se descarta que se convierta en Senador por Oklahoma. Lo reemplaza un ex miembro del lobby de empresas carboníferas, Andrew Wheeler, que será menos irritante en público que su predecesor, pero es igualmente metódico en su trabajo en pos de la destrucción del clima en el planeta. Otra preocupante información es la nominación de Brett Kavanaugh como juez de la Corte Suprema, que en el pasado ha votado en contra de la capacidad de la EPA para regular al dióxido de carbono (CO2) como gas contaminante de la atmósfera. Aunque el señor tiene que atravesar el proceso de confirmación en el Senado, hay auténtica alarma por su eventual llegada al máximo tribunal en momentos que se están calentando varios juicios contra la industria petrolera presentados por individuos, ciudades y estados. Es como institucionalizar el negacionismo. Grave.

Protestas por la nominación del juez Kavanaugh a la Corte Suprema.

¡Vamos las mujeres! La agenda ambiental es uno de los pilares de la resistencia anti Trump y la voz cantante la están llevando las mujeres. Enhorabuena. Junto a la brutalidad de la separación de madres de sus hijos en la frontera y el derecho al aborto, el cambio climático y la necesidad de ir a una matriz 100 por ciento renovable está a la cabeza de los reclamos de las candidatas que están sacudiendo para bien el paisaje político de los Estados Unidos. Entre ellas, Alexandria Ocasio Cortez, de El Bronx, cuyo pasaje al Congreso ya está asegurado en noviembre.

Alexandria Ocasio Cortez, un tornado en la política de los Estados Unidos.

Fuente