Robos de autos, agresiones a fans, disparos a un mánager y violencia de género: los escándalos de Pity Álvarez

Pity ÁlvarezA lo largo de una carrera en el rock que se inició casi dos décadas atrás en Viejas Locas, Cristian Álvarez Congui (46), más conocido como Pity Álvarez, protagonizó un sinfín de escándalos. Algunos de ellos mediáticos, otros muy delicados. Pero todos parecen funcionar ahora como fuertes antecedentes de una grave acusación: la policía de la Ciudad lo busca como el principal sospechoso del asesinato de un hombre, en Villa Lugano.En junio de 2006 se vio involucrado en un controvertido episodio. Cuando la policía de Entre Ríos lo buscaba en los montes tras la denuncia de un remisero de Federación, quien lo acusaba de haberle robado el auto, Álvarez dio un sorpresivo show en Concordia. Al concluir un largo recital, el cantante le dijo a la prensa que “todo fue una confusión”: pretendió explicar que el propietario del coche (un Renault 19) se lo había prestado “sin que lo supiera el chofer”. Y negó haber usado un arma de fuego.Cuatro años después -julio de 2010- Pity fue detenido tras haber amenazado a una fanática. En un principio el cantante, estando arriba de su auto, se negó al pedido de la joven de sacarse una foto. Cuando bajó del vehículo parecía haber cambiado su actitud, aceptando posar con la admiradora. Pero en cambio, agarró su celular y lo tiró al suelo. “(Ante la agresión) mi mamá, que estaba conmigo, le quiso pegar -contó la chica en Crónica TV-. Y él le mostró un arma y le dijo que no tenía problemas en pegarle dos tiros en las piernas”. Álvarez recuperó la libertad al día siguiente.A unos días de este incidente, Pity protagonizó otro. Cristian Balbo, periodista de América Noticias, lo denunció por robo. Junto con un móvil del canal, Balbo había llegado al edificio donde vivía el cantante (en Escalada al 1800) para recabar los testimonios de los vecinos que, juntando firmas, exigían su desalojo. Furioso por la cobertura, Álvarez se apoderó de las llaves de la camioneta Meriva del camarógrafo y de una cámara del canal. Otra vez fue detenido.Semanas más tarde (el 30 de agosto) se vio involucrado en el tercer episodio de gravedad en apenas dos meses. En un apart hotel de Núñez le disparó en la pierna a su representante de entonces, Alejandro Novara, quien aclaró que no realizó la denuncia porque se trató de un hecho desafortunado.En noviembre de 2014 se registró uno de sus varios accidentes automovilísticos. Circulando por la avenida Perito Moreno, tras haber salido de la Villa Zavaleta, perdió el control de la camioneta que manejaba y terminó embistiendo un camión y otro coche. Tres años después, 20 de abril de 2017, debió ser internado en el Hospital Santojanni tras caerse de su moto. Se fracturó la cadera y el platillo tibial. Un helicóptero del SAME aterrizó en la autopista 25 de Mayo para trasladarlo de urgencia.Pity Álvarez, tras su accidente en motoEn noviembre de 2016 dos mujeres que se habían desempeñado como productoras en un show en Florencio Varela lo acusaron de violencia de género. Según la denuncia, radicada tanto en una comisaría como en la Oficina de Violencia Doméstica de la Corte Suprema de la Nación, Álvarez las citó con la excusa de abonarles el dinero correspondiente a su trabajo. Fue entonces cuando “las habría encerrado bajo llave durante seis horas, golpeándolas y filmando la agresión”, de acuerdo al testimonio de un allegado de las víctimas, una de ellas, ex novia del músico.El 7 de abril de 2018 tuvo lugar el que quizás sea su escándalo más famoso. Ocurrió en Tucumán, cuando tardó más de siete horas en salir al escenario para dar el show que marcaría el regreso de Viejas Locas, luego de dos años de ausencia. Cuando las ocho mil personas que habían pagado su entrada ya se encontraban en el predio del Club Argentinos del Norte, Pity difundió un video donde anunciaba que todavía estaba en Buenos Aires, a punto de tomar el avión que lo llevaría a Tucumán.El público reaccionó de la peor manera, prendiendo fuego un sector del escenario y haciendo tambalear una parrilla de luces. Álvarez y Lucas Salinas, productor del espectáculo, se lanzaron acusaciones cruzadas (por la no devolución del valor de las entradas, por ejemplo). Y el cantante ingresó, según su testimonio, en una depresión.”Estuve varios días en la cama sin ganas de salir, escuchar ni ver a nadie; con una angustia, impotencia, no sé, un sentimiento que no puedo explicar con palabras. Me llevó este tiempo poder salir de esto”, dijo Pity, veinte días después.Una imagen de los incidentes en TucumánSEGUÍ LEYENDODuras acusaciones de Ivana Icardi contra Wanda Nara: “Nunca veo a mis sobrinas ni a Mauro”Escuchá cantar a Javier Milei, el economista que quiere Tinelli y que debutará en teatro

Fuente