Nuevos escáners 3D podrían terminar con la limitación de líquidos en equipajes de mano

Los nuevos escáneres 3D que se están probando en el aeropuerto de Heathrow, en Londres, podrían significar el final de las estrictas normas sobre el transporte de líquidos a los aviones. Ello se debe a que estos escáneres de tomografía computarizada (TC), ampliamente utilizados en hospitales para escanear pacientes, pueden proporcionar una imagen detallada del interior de una maleta.Las regulaciones sobre el transporte de líquidos, que requieren que los pasajeros guarden líquidos de hasta 100 ml en bolsas de plástico transparentes, entraron en vigor en 2006. Sin embargo, esta nueva tecnología podría llevar a la eliminación de ese límite de 100 ml, y ya ha sido probada en los aeropuertos Schiphol, de Amsterdam, y John F. Kennedy, de Nueva York.

Mirá también

Alarma en el aeropuerto de Viena por una turista que llevaba una granada como souvenir

“Seguimos estudiando nuevas tecnologías que pueden mejorar la experiencia de los pasajeros y fortalecer nuestra seguridad”, aseguró un portavoz de Heathrow. En tanto el Departamento de Transporte del Reino Unido dijo que desplegaría escáneres CT en un pequeño número de líneas de seguridad en ese aeropuerto para pruebas de 6 a 12 meses, junto con tecnología automática de detección de explosivos.

Con los nuevos escáneres 3D, puede que ya no sea necesario retirar los artículos del equipaje de mano.

“Si tiene éxito, esto podría llevar en el futuro a que los pasajeros ya no necesiten retirar los artículos del equipaje de mano para su revisión”, aseguraron desde el organismo. Estos escáneres ya se utilizan para verificar el equipaje de bodega.Por lo tanto, algunos pasajeros que utilicen esos carriles no necesitarán retirar sus computadoras portátiles o líquidos de su equipaje, ya que el escáner permite que el personal de seguridad observe el contenido desde todos los ángulos.

Mirá también

Cómo hacer que tu valija sea la primera en salir por la cinta de equipaje

Philip Baum, de la revista Aviation Security International, destacó que “es el comienzo del fin de la prohibición de líquidos, y hace mucho tiempo que estaba pendiente”.

“Es el comienzo del fin de la prohibición de líquidos”, dijo Philip Baum, de la revista Aviation Security International.

Las reglas actuales se introdujeron después de un complot terrorista para bombardear vuelos transatlánticos utilizando explosivos líquidos.“El Reino Unido tiene algunas de las medidas de seguridad más estrictas del mundo, y estamos liderando el camino en el uso de nuevas tecnologías para mejorar la detección de seguridad y proporcionar una mejor experiencia para los pasajeros”, dijo un portavoz del Departamento de Transporte.

Mirá también

En un aeropuerto de Nueva York te escriben una historia a pedido

Y añadió: “Ya contamos con carriles de detección automatizados de vanguardia en muchos de nuestros aeropuertos, y ahora se está probando en el Reino Unido la nueva tecnología de rayos X con capacidad de detección automática de explosivos”. Nazia Parveen / The Guardian

Fuente