“Queremos ser escuchadas”, el reclamo de una Selección que busca ser mundialista

La Selección femenina de fútbol trascendió en los medios por una protesta. En abril, y desde Chile, Argentina le envió un mensaje contundente a la AFA: “Queremos ser escuchadas”. La pose del Topo Gigio que Juan Román Riquelme trasladó a una cancha fue adoptada por los futbolistas para visibilizar la falta de apoyo.Lo que las motivó a hacer público el pedido fue la presentación de la nueva camiseta de la Selección. A través de las redes sociales, se publicitó la indumentaria con fotos de una modelo y no de alguna de las jugadoras.

Mirá también

Una falla en la buena idea del Barcelona desató la polémica sobre el machismo en el fútbol

Pero detrás había una problemática más profunda: falta de entrenamiento (apenas una semana) y de amistosos de preparación para la Copa América, viáticos irrisorios de $100, una indumentaria sin renovación y la falta de una cancha de césped natural. Pese a eso, el grupo consiguió meterse en el cuadrangular final de la competencia continental. Aunque el tercer lugar le dio la clasificación a los Panamericanos del año que viene, su lugar en el Mundial de Francia 2019 deberá buscarlo en un repechaje, que se jugará en un choque de ida y vuelta con un seleccionado de la CONCACAF, el 5 y el 13 de noviembre. Aunque faltan casi cuatro meses para ese compromiso, el seleccionado comenzó a entrenarse en Ezeiza esta semana con 26 jugadoras. Lo hizo en triple turno el martes y el miércoles, algo que se repetirá hoy. El sábado, en tanto, habrá partido: frente al club Social Lux de Rosario. Consultada por Clarín, Mariana Larroquette, figura del UAI Urquiza campeón de la Copa de Oro y de la Selección, resalta: “No queremos ser conocidas por protestar, como hicimos en Chile, por algo que merecemos. Somos una Selección Argentina, y merecemos el mismo respeto y oportunidades que todos los representantes nacionales”.Por eso, las futbolistas esperan una reunión con las autoridades de la AFA: quieren ser escuchadas, como pidieron en Chile, porque siguen sin contar con los viáticos necesarios para cumplir con los entrenamientos y soñar con, porqué no, dedicarse al fútbol algún día.”Debe empezar por los clubes y después reforzarse en AFA. Debería empezar a emparejarse en el aspecto económico con las potencias. No depende de nosotras, las jugadores, sino de los dirigentes”, refuerza Larroquette, que combina el fútbol con sus estudios en el Profesorado de Educación Física.Ricardo Pinela, presidente de la comisión de fútbol femenino, le aseguró a este diario que la AFA está detrás de esos avances. El mes que viene habrá una gira de diez días por Centroamérica y se trabaja para cerrar un sponsor particular para el seleccionado femenino. Al tiempo que el año que viene se cerrará un acuerdo con adidas para que haya camiseta y ropa deportiva exclusiva para Las Pibas. Todos esperan que la puedan lucir en Francia. 

Fuente