Hasta ahora hay un país, donde nada es lo que parece …

Hay un país donde las cosas y las personas parecen, pero no son. En ese país, los médicos no tienen un título que acredite su condición de tales, pero igual diagnostican, recetan y operan con la mayor voluntad. En edificios públicos trabajan periodistas que nunca han aprobado una materia de la carrera de Comunicación, pero participan de conferencias de prensa, sacan fotografías y pueden entrar en los despachos de los funcionarios. En ese país, los docentes pueden tranquilamente ser reemplazados por voluntarios, según las más encumbradas autoridades y los agentes de policía por oficiales y suboficiales preparados para la defensa exterior. En la historia de ese país se han aprobado leyes con el voto de “diputruchos”, es decir impostores que llevaron la maquiavélica impostura política al plano institucional.En la tierra del “nada es lo que parece” hay miles de casas y kilómetros de rutas construidos que sólo están en los planos y en las cuentas bancarias o bolsos de los que supuestamente las hicieron. Pero también, en ese país, hay 3.000 jardines de infantes que sobreviven como sueños o promesas de campaña, pues al no haberse construido, no hay maestras ni “estrellitas” ni payasos Plim Plim que los habiten.En el juego de asertos antitéticos, los que administran ese país y los que se oponen a ellos, dicen una cosa y hacen otra. Hablan de meritocracia y nombran como secretarios, directores y jefes a sus hermanos, cuñados o primos segundos. Pregonan las bondades de la jornada extendida en educación, pero no llegan ni al 10% de los servicios. Reafirman la “justicia”, cuando son los primeros en mantener sus privilegios, no condenar los ilícitos ni planificar obras y acciones que permitan mejorar la calidad de vida de los ciudadanos comunes que viven tras las rejas de sus hogares.La mayoría de sus dirigentes dicen pertenecer a algún “partido político”, es decir que se asumen como “parte” de la sociedad y en la práctica “van por todo” sin respetar las diferencias ni los derechos de las minorías. Hay un país, … pero como en él nada es lo que parece, tal vez haya dos, separados por una grieta o tal vez esté astillado al punto de quebrarse en tantas partes que obligue a un esfuerzo mayúsculo y a escuchar todas las voces para recomponerlo. Hasta ahora, hay un país…Miguel A. Regueramiguereguera@yahoo.com.arSigue la polémica a un año de la muerte de MaldonadoA un año de la aún “inexplicable” desaparición y muerte de Santiago Maldonado, aquel 1° de agosto en Cushamen, Chubut, durante una razia de Gendarmería en el despeje de un escueto corte de la ruta 40, en protesta por la detención de Jones Huala y en reclamo de tierras hoy usurpadas (mediante una dudosa venta) por un conocido grupo empresarial italiano a la comunidad Mapuche, vale suponer que la definición de “democracia” precisa de una nueva y muy bizarra acepción para poder encarnar a nuestro hoy. Muchas marchas han convocado a miles de ciudadanos pidiendo por Santiago, porque los derechos civiles de los argentinos sea respetados.Karina Zerillo Cazzarozercazza@gmail.com¿Alguien me puede explicar por qué todos los involucrados en la enorme mentira Maldonado, no están presos? Conocidas las escuchas, está claro que el tan mentado Sergio y los maputruchos sabían exactamente que había pasado, que siguieron la farsa de la desaparición forzada, que prepararon la aparición del ahogado y que, evidentemente, fue un complot de la Pilquiman y sus socios para desestabilizar al Gobierno pretendiendo endilgarle un muerto como querían las ONG de derechos humanos. ¿Alguien me puede dar una respuesta a esta estafa a los argentinos?¿Cómo se puede reconstruir un país con gente como esta? ¿Quiénes son, que pueden mentir tanto y hacer tanto año?Catalina Delfinicpdelfini@yahoo.com.arTaxistas de Mendoza se ponen a la vanguardia con una appEn la ciudad de San Rafael, provincia de Mendoza, la Asociación de Taxis y Remises del Sur (Atarsur) ha puesto en servicio una aplicación, tal como funcionan en otras partes, que mediante un teléfono celular permite contratar el servicio, saber quién es el chofer que efectuará el traslado, cuánto costará el viaje y hasta pagar mediante vía electrónica. En lugar de oponerse a esas nuevas alternativas y con el fin de defender sus propios intereses, ellos, los propios taxistas, se pusieron a la vanguardia. ¡Qué actitud constructiva y que buen ejemplo!¡Qué distinto a lo que ocurre en otros lugares donde la oposición a tales sistemas se manifiesta con paros, cortes de calles y hasta ejerciendo la violencia física como ocurre en Buenos Aires, que constituye otro lamentable ejemplo de prepotencia sindical que los argentinos debemos soportar tan a menudo!Leo Lardoneleolardone@hotmail.comAlerta que la ruta 7 está corta por el desborde de una lagunaTal como dicen en la nota de Clarín Viajes, publicada el 28 julio de 2018, el Parque Nacional Las Quijadas, en San Luis, es un lugar hermosísimo comparable tal vez con el Parque Nacional de Talampaya en La Rioja.La nota está desactualizada, porque indica cómo llegar, diciendo a través de la Ruta Nacional 7, pero desde hace casi dos años la mencionada ruta está cortada entre Junín (provincia de Buenos Aires) y Rufino (provincia de Santa Fe) por el desborde y destrucción que produjo la Laguna La Picasa. Este tema también complica mucho el viaje a Merlo (provincia de San Luis) y a la provincia de Mendoza. Fue anunciado por el Gobierno nacional que en el primer semestre de 2018 se licitarían y comenzarían las obras para darle continuidad y seguridad a la ruta nacional 7. Ello no ha ocurrido. La alternativa es ir por la ruta nacional 8, altamente peligrosa por su angostura y altísimo tránsito de camiones y ómnibus que la utilizan como alternativa ante el corte de la ruta 7.José Villaveiránjlvillaveiran@gmail.com  Concientiza sobre el valor de la internación domiciliariaMi madre de 88 años, consecuencia de cuatro ACV, se encuentra con internación domiciliaria, derecho otorgado, no beneficio ni dádiva, a través del Instituto de Obra Social del Ejército (IOSE). Este sistema funciona como un método superador que genera beneficios para el enfermo y su entorno familiar, un mejor desenvolvimiento de sus funciones motoras y evita el desgaste psicológico y los grandes riesgos de contraer infecciones intrahospitalarias. También produce una liberación de camas, frente a un alto nivel de saturación en el hospital. Ante una descompensación de su estado de salud, la rapidez del médico y enfermeros evitaron su internación hospitalaria comenzando tratamiento agresivo en su domicilio.Esto le representa a la obra social un importante ahorro económico, por lo cual es inentendible la burocracia y auditorías en las que no cuenta la salud, sino la presión para disminuir horas de enfermería y controles médicos respondiendo a directivas superiores que dan la imagen de no ser profesionales de la salud, situación que se agrava con las recetas para la adquisición de medicamentos. Tiempo atrás, en el Hospital Militar Central, me permitieron ver la lucha de médicos contra la adversidad de un sistema perverso, cargado de aspectos negativos en contra del paciente y familiares. No obstante, agradezco al Coronel Néstor Giampieri (jefe de la Delegación Campo de Mayo) y al Mayor Fernández (sector Farmacia), quienes siempre han demostrado voluntad y educación para resolver dificultades, como así a los empleados de Internaciones, CAE y Reintegros.María del Carmen Nieto de Navarro mayca.nieto@hotmail.com

Fuente