Aborto: “Le pido a Dios por la aventura de los chicos por nacer”, dijo monseñor Poli

“Le pido a Dios por la aventura de los chicos por nacer”, dijo monseñor Mario Poli, en un nuevo mensaje de la Iglesia en medio del debate por el aborto. “Durante dos meses se escucharon todas las voces. En un saludable ejercicio de la democracia. Pero los único que no pudieron ser escuchados son los niños que están por nacer.”Fue durante la homilía del arzobispo de la arquidiócesis de Buenos Aires en la Misa por la Vida, que se realizó este miércoles por la noche en la Catedral porteña. La convocatoria del Episcopado se realizó bajo el lema #ValeTodaVida. 

Monseñor Poli, durante la Misa por la Vida de este miércoles. (Martín Bonetto)

“El cuidado de la vida es el primer derecho humano. En estas horas los senadores debaten sobre la interrupción voluntaria del embarazo, lo cual supone la despenalización del aborto. Es un eufemismo ‘interrumpir’. Se quiere legitimar por primera vez que un ser humano pueda eliminar a su semejante. Legalizando la muerte provocada de modo directo a una persona inocente. Sin juicio ni proceso. Solo le cabe esperar sin salida el fatal desenlace.”, dijo. Y agregó: “Los no nacidos tienen derecho a pertenecer de nuestra historia. A nuestra nación. Donde hay lugar para todos y nadie sobra. El aborto siempre será un drama, lejos está de ser una solución. El papa Francisco dijo que es verdad que hicimos poco por esas mujeres que sufrieron una violación. Tenemos que hacernos cargo de sumar ayuda. Crear lugares para recibir a las madres con temores y necesidades. Así puedan cuidarse y cuidar al nuevo ser que está en ellas. Es un desafío que no podemos postergar.#MisaPorLaVidaSerá presidida por el Cardenal Mario Poli, Arzobispo de #BuenosAires y Primado de la Argentina. Concelebrarán el Sr. Nuncio Apostólico Monseñor León Kalenga Badikebele, Monseñor Oscar Ojea, Obispo de San Isidro y Presidente del Episcopado, junto a Obispos del país pic.twitter.com/qnv0udkktD— Conferencia Episcopal Argentina (@PrensaCEA) August 8, 2018
La celebración debía empezar a las 20, pero el inicio se demoró. La Catedral quedó desbordaba: la convocatoria histórica de las calles se replicó en las naves interiores del templo. Los bancos repletos y gente sentada hasta en el piso esperaron el comienzo de la celebración.El color celeste que identifica a los que se oponen a la legalización del aborto se instaló en la celebración, acompañado por gran cantidad de banderas de argentina. 

La Catedral porteña. desbordada durante la MIsa por la Vida. (Martín Bonetto)

Durante la espera -la celebración se retrasó media hora- los fieles entonaron algunos cantos religiosos. “¡Viva la vida!”, gritó uno de ellos y el resto respondió: “¡Viva!”.Durante su homilía, Poli también hizo un llamado a los senadores. “Confiamos en que siempre legislarán para el bien común. Pondrán lo mejor de sus experiencias para que se salvaguarde el derecho a la vida de todos. En especial a los más débiles e indefensos”.Si bien la misa en la Catedral fue el epicentro del pronunciamiento de la Iglesia contra el aborto de este miércoles, también hubo rezos del Rosario en iglesias de todo el país. 

Mirá también

Omar Perotti se abstuvo y quiere que ahora se trate su proyecto alternativo

Fuente