La AFIP armó un grupo especial para investigar a las empresas que pagaron los sobornos al kirchnerismo

La AFIP armará un grupo especial de técnicos e investigadores que se dedicarán a revisar los movimientos de dinero y todos los pagos de impuestos a las empresas mencionadas por el chofer Oscar Centeno en los cuadernos de las coimas o que hayan aparecido en las declaraciones de los imputados y testigos.

Mirá también

El empresario Carlos Wagner negoció su arrepentimiento con el fiscal Stornelli y ahora debe aceptarlo el juez Bonadio

La novedad surgió luego de una reunión de Leandro Cuccioli -jefe del organismo recaudador- con el juez de la causa de los cuadernos, Claudio Bonadio. Según fuentes que conocen el contenido de la reunión, allí Cuccioli le avisó al juez que la AFIP investigará en forma “sistemática” a todas las empresas del sector de la construcción. Cuccioli le dijo al juez que, de todas maneras, buena parte de las empresas mencionadas en el escándalo ya estaban siendo investigadas por la propia AFIP.

Mirá también

Cristina estaba en la Quinta de Olivos cuando llevaban los bolsos con dólares

La Administración Federal de Ingresos Públicos cree que a los sobornos y el eventual lavado de dinero también puede asociarse el delito de evasión tributaria, con el uso de “facturas truchas” para canalizar el dinero negro mencionado en la investigación judicial que se aceleró hace ocho días, con la detención de Centeno, ex chofer de Roberto Baratta, ex mano derecha del ministro de Planificación Federal, Julio De Vido.

Mirá también

El organismo antilavado pidió volver a investigar a Cristina Kirchner por enriquecimiento ilícito

En las primeras actuaciones de la causa ya suman 23 las empresas investigadas por su participación en el pago de sobornos relacionadas con las obras públicas para infraestructura energética.

Mirá también

El titular de la AFIP se reunió con el juez Claudio Bonadio para colaborar en la causa de los cuadernos de las coimas

Este viernes por la mañana, el ex titular de la Cámara de la Construcción, Carlos Wagner, estuvo durante más de cuatro horas en el quinto piso de Comodoro Py reunido con el fiscal Stornelli, quien finalmente aceptó su pedido de convertirse en el nuevo imputado colaborador. Wagner está apuntado como partícipe necesario de la asociación ilícita que movió, según la Justicia, cerca de 200 millones de dólares en sobornos durante diez años de gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner.

Fuente