Riachuelo: declaran desierta una licitación y vuelve la basura flotante

La basura flotante volverá al Riachuelo en los próximos días. ¿La razón? Un error burocrático hizo caer la licitación para la limpieza de espejo de agua en la cuenca que la Corte Suprema de Justicia ordenó sanear hace 10 años.El proceso licitatorio, según se había comprometido en el seno de la Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo (Acumar), debía ser monitoreado por la Sindicatura General de la Nación y por la Oficina Anticorrupción. Sin embargo, esto no sucedió y se descubrió por el pedido de acceso a la información pública realizado por un vecino, tras la publicación de una nota en Infobae.La publicación, de febrero pasado, daba cuenta de la participación en el proceso para limpiar la basura flotante, de un empresario procesado por la Justicia penal de La Plata por la causa en la que la diputada nacional Elisa Carrió denunció al ex gobernador Daniel Scioli por el manejo de fondos durante su gestión lo cual es causa de exclusión del proceso licitatorio.”El 4 de mayo Iván Kerr, secretario de Vivienda de la Nación, propone Invitar a un organismo de contralor como ser la AGN, la Oficina de Anticorrupción, la SIGEN, entre otros para tomar intervención y actuar como veedor en la futura licitación. Sin embargo, no sucedió”, explicó a Infobae Alfredo Alberti, de la Asociación Vecinos de La Boca.La respuesta oficial fue recibida por el representante vecinal el lunes pasado. Ayer, el Boletín Oficial informó que el proceso se declaró desierto.
La empresa señalada por el representante de la ONG, que también forma parte del Cuerpo Colegiado que debe controlar el cumplimiento del fallo es Emiser Sociedad Anónima, de Juan Carlos Mancinelli.Durante la administración sciolista la empresa de Mancinelli obtuvo la adjudicación de obra en licitaciones para 19 paradores en la Costa Atlántica, que fueron uno de los ejes de la imputación que hizo en su contra el fiscal Álvaro Garganta. Esta causa ya fue elevada a juicio oral. El año pasado la gestión encabezada por María Eugenia Vidal le adjudicó a la misma empresa obras para la limpieza de arroyos por 24 millones de pesos.Este no es el único problema que enfrenta la Acumar. La Prefectura sacó de circulación los barcos del organismo porque tenían vencidos los permisos de navegación. Mientras se tramitan los nuevos, otra presentación genera un dolor de cabeza a la administración. Se trata de otro pedido de información, pero por la contaminación de tierra en la villa 21-24.Mientras se hacen los trabajos de acceso a las cloacas, se analizaron 42 muestras de tierra removida en los trabajos. Los resultados de los análisis muestran niveles de plomo, estaño e hidrocarburos por encima de lo que establece la normativa. Por esa razón, se llamó a otra licitación para sanear esos 3000 m3 de material.Luis Duacastella, defensor general Adjunto del Ministerio Público Fiscal, indicó: “La respuesta de Acumar indicando que existen estos elevados niveles confirma lo que decíamos, que el riesgo no sólo existe para los vecinos que viven a orillas del río. La Acumar sólo traslada a las familias que viven en los 35 metros del camino de sirga, pero estas obras están más allá de ese lugar”.La tierra, que está acumulada en bermas en la villa, es la que se retiró para poder colocar los ductos que conectarán con el colector cloacal que irá del lado de la Capital para desembocar luego en el Río de la Plata. La cantidad acumulada equivale a lo que contienen unos seis tanques de combustible de los que se encuentran en las estaciones de servicio.Duacastella no quiere que se detengan las obras, pero advierte: “Esto muestra claramente que esos trabajos deben complementarse con otros y evaluar el traslado de esas personas. Los propios mapas de Acumar indican que de los 632 barrios de la cuenca con 271.000 viviendas, 231 están en riesgo alto o muy alto y la villa 21-24 es uno de esos barrios”.El tema de la contaminación de suelos surgió también en la villa Papa Francisco, lindero a la villa 20 y en el Polo Petroquímico de Dock Sud. El mayor riesgo para la salud de las personas es el de estar en contacto con los restos de hidrocarburos o metales pesados que pueda haber en el suelo. Cabe recordar que estas zonas, antes industriales, fueron paulatinamente ocupadas por población.El plomo es un metal pesado compite en el organismo con el calcio y el hierro, lo que puede predisponer a la persona a dos respuestas iniciales: trastornos en el desarrollo para el aprendizaje del niño y anemia. Puede afectar al sistema nervioso central en forma de cefaleas, insomnio, alteraciones del carácter y de la memoria.Afecta principalmente a los niños, sin embargo, la falta de controles y seguimiento de la población afectada hace que, por ejemplo, los chicos que tenían cinco años cuando la Corte dictó el fallo hoy sean adolescentes de 15 a los que nadie atendió.SEGUÍ LEYENDO: El Gobierno defiende las operaciones en El Palomar: “Cumplen con todas las normativas”

Fuente