25 escuelas porteñas se sumarán a la “Secundaria del futuro”, el proyecto que ocasionó tomas el año pasado

Algunas de las escuelas que se sumarán a la “Secundaria del futuro”A partir del año que viene, otras 25 escuelas de la Ciudad de Buenos Aires aplicarán el nuevo formato de la “Secundaria del futuro”, según supo Infobae. Tal como estaba planteado, se agregarán colegios en forma gradual hasta universalizar el modelo en 2022. Hoy el gobierno porteño hará el anuncio oficial y se teme que haya repercusiones.Es que se trata del mismo proyecto que, el año pasado, ocasionó tomas en 29 colegios después de que se filtrara a los medios de comunicación. Por entonces, los estudiantes rechazaban las prácticas laborales contempladas para el último año. “Sabemos que la coordinadora de centros de base está tratando de movilizar a los estudiantes para que hagan tomas. Como no tienen ningún motivo en particular, esto probablemente lo puedan usar como excusa”, le dijo a Infobae Soledad Acuña, ministra de educación de la Ciudad.A diferencia de lo que sucedió el año pasado, los centros de estudiantes de las 25 secundarias que se suman ya están al tanto. Por ende, las tomas no estarían en esos establecimientos, sino en las escuelas “más politizadas”. En caso de haber ocupaciones, aclararon, comenzará a regir el protocolo que estipula, primero, el aviso a los padres y, luego, la respuesta con el propio patrimonio en caso de destrozos.Los chicos de primer año de la Escuela Nº 22 (Lihuel Althabe)Además de anunciar la ampliación. el gobierno también adelantará los primeros resultados de las 19 escuelas que comenzaron a aplicar el modelo a partir de 2018. Son 2784 estudiantes, 863 docentes y 110 tutores que ya trabajan con una organización diferente, en dos cuatrimestres. Según cifras oficiales, la cantidad de desaprobados en el primer período descendió del 47 al 23% con respecto al año anterior. También bajó un 11% la cantidad de alumnos en riesgo, con tres o más materias desaprobadas.En ello juegan un papel central las nuevas formas de evaluar, que dejan de lado los clásicos promedios. Las calificaciones se construyen primero con notas conceptuales. A los que sacan “insuficiente” e “inicial” se les asignan actividades de recuperación. Por su parte, los que sacan “suficiente”, “avanzado” y “destacado” superan esa instancia. También hay una nota numérica ponderada y una rúbrica por habilidades. Luego, el boletín presenta un informe cuatrimestral más detallado de los avances de cada alumno.”Más allá de los datos objetivos, hubo una transformación fuerte de parte de los docentes y de parte de las familias. Hoy tenemos padres que, con las devoluciones de los boletines, interpelan a los docentes que no les habían advertido antes de que termine el cuatrimestre que el chico estaba bajo en alguno de los contenidos. Hay una demanda creciente e involucramiento sobre los aprendizajes”, señaló Acuña.La otra modificación importante que propone la “Secundaria del futuro” es en la currícula. En vez de doce materias aisladas, agrupa en tres áreas de conocimientos: Ciencias sociales (historia, geografía, formación ética y ciudadana, economía y filosofía) Ciencias naturales y nuevas tecnologías (matemática, biología, educación tecnológica, física-química y tecnología de la información) y Comunicación y Expresión (educación física, arte, lengua y literatura, lenguas adicionales).”Tomamos la decisión de arrancar con pocas escuelas porque es un proceso que requiere mucho acompañamiento. Es un cambio cultural muy fuerte para la forma de enseñar de la escuela. Los docentes no aprendieron a enseñar por áreas de conocimientos, en parejas pedagógicas y por proyectos. Hay un esfuerzo muy grande por llevarlo a las aulas. El 30% de las clases son interareales, con dos profesores dentro del aula”, remarcó la ministra.El año pasado, el eje de la controversia estuvo en las pasantías. Para el gobierno porteño, se tratan, más bien, de “prácticas educativas” porque la finalidad es que los chicos aprendan. Las prácticas en empresas u ONGs recién se implementan a partir del último año de la secundaria, durante el 50% de la cursada del segundo cuatrimestre, en horario de clases y no son rentadas. El propio colegio es quien las organiza, planifica, evalúa y designa un equipo docente para su seguimiento.A su vez, aquellos estudiantes que deseen iniciar una carrera universitaria el año siguiente podrán realizar dos de las materias del Ciclo Básico Común (CBC) de la UBA.Los 25 nuevos colegios
Algunos por iniciativa propia, otros por sugerencia de los supervisores escolares, a partir de 2019, se sumarán 25 colegios al nuevo modelo. Cabe aclarar que serán solo los primeros años de esas instituciones las que se plegarán y harán toda la secundaria con el formato. Después, año a año se irán sumando las nuevas camadas.11 medias: Colegio Nº 08 de 10 Julio Argentino Roca, Esc. de Comercio Nº 02 de 01 Dr. Antonio Bermejo, Esc. de Comercio Nº 08 de 02 Patricias Argentinas, Esc. de Comercio Nº 15 de 15 Dra. Cecilia Grierson, Esc. de Educación Media Nº 01 de 07, Esc. de Educación Media Nº 02 de 20, Esc. de Educación Media Nº 03 de 04, Esc. de Educación Media Nº 06 de 19, Liceo Nº 01 de 02 José Figueroa Alcorta, Liceo Nº 05 de 11 Pascual Guaglianone y Liceo Nº 11 DE 15 Cornelio Saavedra.11 técnicas: Esc. Técnica Nº 07 de 05 Dolores Lavalle de Lavalle, Esc. Técnica Nº 23 de 13 Casal Calviño, Esc. Técnica Nº 25 de 06 Tte. 1º de Artillería Fray Luis Beltrán, Esc. Técnica Nº 27 de 18 Hipólita Yrigoyen, Esc. Técnica Nº 31 de 04 Maestro Quinquela, Esc. Técnica Nº 32 de 14 Gral. José de San Martín, Esc. Técnica Nº 36 de 15 Alte. Guillermo Brown, Esc. Politécnica Manuel Belgrano, Esc. Técnica de Jardinería Cristóbal María Hicken, Esc. Técnica Nº 18 de 11 José Antonio Álvarez Condarco y Esc. Técnica Polo Mataderos.2 normales: ENS Nº 03 Bernardino Rivadavia y ENS Nº 05 Martín Miguel de Güemes.1 artística: Escuela Superior de Educación Artística en Danza “Aída Victoria Mastrazzi”.Seguí leyendo:La Justicia avaló la aplicación del protocolo anti-tomas de colegios en la Ciudad

Fuente